miércoles. 26.06.2024

Alemania ha dado el visto bueno a que los supermercados vendan test de antígenos contra el Coronavirus para que los ciudadanos puedan realizárselos en sus propias casas. A partir de mañana, cadenas como Aldi o Lidl ya tendrán disponibles estas pruebas de diagnóstico, a un precio de entre 5 y 10 euros.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha anunciado que se podrán adquirir estos test a cinco euros la unidad, en supermercados, droguerías y farmacias. Cadenas como Aldi ya han anunciado que los pondrán a la venta desde este sábado seis de marzo.

La compañía ha explicado a través de una nota de prensa que los test de autodiagnóstico se adquirirán directamente en la caja registradora y que las compras serán de una caja de cinco tests por persona, para garantizar que lleguen al máximo de clientes posible.

Además, las droguerías alemanas Rossmann y DM también los tendrán a disposición de sus clientes desde el lunes.

El kit para la muestra

El kit incluye un bastoncillo que habrá de introducirse en la nariz para obtener una muestra. El resultado estará disponible en 15 minutos y cuentan con una eficacia de entre el 80 y el 96%.

Según Merkel, a partir del lunes cada ciudadano podrá disfrutar de un test rápido gratuito a la semana.

"La primavera de 2021 será distinta a la del año anterior porque contamos con dos ayudas: las vacunas y los test", ha señalado la canciller, reconociendo que ambos elementos son clave en la desescalada.

Merkel anunció en este sentido que en breve se eliminará la recomendación de la vacuna de AstraZeneca sólo para personas entre 18 y 65 años, para que también pueda suministrarse a personas mayores, y que se permita la inmunización también en consultas médicas.

Según el Ministerio de Sanidad, hasta este martes 2,21 millones de personas (2,7 % de la población) había recibido las dos dosis de la vacuna y 4,39 millones al menos una (5,3 %).

Recomendaciones de la vacuna de AstraZeneca

La Comisión Permanente para la Vacunación en Alemania cambiará la recomendación que limitaba el uso de la vacuna de AstraZeneca a menores de 65 años, anunció el jefe del organismo, Thomas Mertens.

Mertens, en declaraciones a la Segunda Cadena de la Televisión Alemana (ZDF), admitió que la recomendación había causado problemas en la aceptación de esa vacuna en Alemania.

"Nosotros nunca criticamos la vacuna, solo criticamos que no hubiera datos suficientes sobre su eficacia en mayores de 65 años. La vacuna es buena y los nuevos datos permiten ahora una valoración mejor", dijo.

La comisión, según Mertens, prepara una nueva recomendación teniendo en cuenta los nuevos datos. Por otra parte, en el caso de AstraZeneca Mertens no descarta que el intervalo entre las dosis sea más largo en el futuro.

Venden test de Coronavirus en supermercados a 5 euros