martes. 28.05.2024
Rodri y Pablo Barrios en el Atlético de Madrid - Real Betis | Foto: RBB
Rodri y Pablo Barrios en el Atlético de Madrid - Real Betis | Foto: RBB

El Real Betis cayó derrotado ante el Atlético de Madrid (2-1) en el Cívitas Metropolitano en la 27ª jornada de LaLiga EA Sports. Una pésima primera mitad, en la que Rui Silva evitó una goleada mayor parando incluso un penalti a Álvaro Morata, mandó el partido al descanso con un 2-0 que parecía insalvable por la mala imagen ofrecida. Sin embargo, Manuel Pellegrini agitó el partido con los cambios y las entradas de Guido y William Carvalho cambiaron por completo la dinámica en una segunda mitad en la que el Betis mereció un premio mayor. 

William Carvalho dio esperanzas con un extraordinario gol, mientras que Guido, estrelló un balón en el poste tras un milagro de Oblak. Pero no fue suficiente. El gol en propia de Rui Silva, y el posterior tanto de Morata, ambos en el primer tiempo, fueron una losa demasiado pesada para el equipo de Pellegrini, que en el segundo tiempo fueron superiores a los colchoneros y rozaron un punto que hubiera sabido casi como una victoria. Finalmente, los tres puntos se quedan en Madrid y ya son 13 años sin conocer la victoria como visitante en casa del Atleti.

Debacle del Betis frente al Atleti en la primera mitad

Llegaba el Real Betis al Cívitas Metropolitano con la intención de dar un golpe de seis puntos en la pelea por los puestos europeos. La victoria del Sevilla FC frente a la Real Sociedad dejaba en bandeja de plata la 6º posición a un Betis que podía distanciarse en cinco puntos, y acercarse sigilosamente hacia el 5º puesto, ocupado por el Athletic Club. 

Pero como casi siempre ocurre en las visitas del Betis al feudo del Atlético de Madrid, ya sea en el Vicente Calderón o en el Metropolitano, la suerte no estuvo de su lado y el nivel no fue el esperado. En la segunda llegada del partido, un centro raso envenenado de Depay iba a provocar el gol en propia puerta de Rui Silva (8') con la colaboración de Pezzella y Bellerín, que no pudieron sacar el balón bajo palos.

Chadi Riad y Johnny Cardoso en el Atlético de Madrid - Real Betis | Foto: RBB
Chadi Riad y Johnny Cardoso en el Atlético de Madrid - Real Betis | Foto: RBB

Rui Silva mantuvo con vida al Betis hasta que llegó Morata

El Betis en defensa estaba siendo una auténtica broma, siendo el gran señalado Héctor Bellerín, que cuajó una primera mitad para olvidar. Depay tuvo el 2-0 a los pocos minutos, pero se mantuvo firme para mantener un pequeño hilo de esperanza.

La superioridad atlética estaba siendo aplastante, y aunque los verdiblancos trataron de sacudirse del golpe del gol, los del Cholo se hicieron fuertes en su condición de local y no dejaron un mínimo resquicio a la remontada bética.

A los 25 minutos de juego, Álvaro Morata provocó un "penaltito" cometido por Rui Silva, que el mismo portero luso iba a atajar para mantener con vida a los suyos. A raíz de la atajada, el Betis conectó un par de jugadas peligrosas que pudieron empatar el partido, pero nada más allá de la realidad. 

Johnny Cardoso y Rodri fueron los que más se acercaron. Este último, la tuvo en sus botas al borde del descanso, siendo la más clara de todo el primer tiempo para el Betis. Pero en partidos así no se puede perdonar.

Tras una cadena de errores, un disparo de Rodrigo de Paul repelido por Rui Silva lo aprovechó Álvaro Morata (43') para meter la cabeza y dar un serio correctivo al partido cuando parecía que el partido se iba al descanso con una ventaja mínima para los locales. Sin embargo, el Betis no estuvo a la altura de las circunstancias en el Metropolitano.

William Carvalho metió al Betis en el partido

Como es lógico, a Manuel Pellegrini no le gustó nada lio visto en el primer tiempo, por lo que decidió hacer un doble cambio para intentar cambiar la cara al equipo: Marc Roca por Guido y William Carvalho por Rodri. Las entradas de ambos futbolistas dieron algo más de solidez al Betis, formando en el doble pivote Johnny y Guido, mientras que William flotaba en el enganche.

La tuvo Willian José nada más reanudarse con un cabezazo que terminó en las manos de Oblak. Pero lo que no esperaba el Atleti fue el tremendo golazo de William Carvalho (61') que iba a volver a meter al Betis en el encuentro. El portugués se sacó de la chistera un disparo lejano a la escuadra, imposible para el meta esloveno y que hizo enloquecer a los desplazados al Metropolitano.

Oblak obró un milagro para evitar el empate

A falta de media hora para el final, el Betis se había metido de lleno en la pomada y Pezzella salvó un gol cantado de Morata con un despeje providencial. En estas, Pellegrini decidió hacer un doble cambio para lanzarse defintívamente por el empate: Chimy Ávila y Bellerín fuera, Ayoze y Juan Miranda dentro. El canario, que volvía de lesión, tuvo una oportunidad clarísima para empatar el partido, pero Oblak se lo negó con un pie providencial.

El Betis se había volcado por completo y a falta de 10 minutos, Guido Rodríguez estrelló un balón en el poste tras una milagrosa parada de Oblak que pudo haberlo cambiado todo. Pero pese a la gran mejoría ofrecida en el segundo tiempo, el Betis se iba a quedar a las puertas del empate. La nefasta imagen ofrecida en el primer tiempo regaló los puntos en el Metropolitano y ya son 13 años los que pasarán sin ganar en territorio colchonero.

Atlético de Madrid - Real Betis: El Betis roza la heroica en el Cívitas Metropolitano