jueves. 30.05.2024
Una mujer pensionista revisa el estado de su pensión de la Seguridad Social
Una mujer pensionista revisa el estado de su pensión de la Seguridad Social

Las mujeres que no han podido cotizar por haberse dedicado al mantenimiento del hogar forman uno de los grupos más vulnerables económicamente en toda España, también en Jerez de la Frontera. Después de pegarse toda una vida trabajando en las labores de la casa, cuando llegan a la edad de jubilación muchas se hacen la misma pregunta: ¿pueden las mujeres sin cotización cobrar una pensión?. Pues bien, la realidad es que sí, y la Seguridad Social establece una serie de mecanismos para proteger la economía de este tan importante sector de la población española.

Es aquí donde entran en juego las pensiones no contributivas de jubilación. Estas no requieren tener 15 años cotizados para optar a ellas, por lo que en principio, son la alternativa más viable a las amas de casa que no han podido cotizar el tiempo mínimo exigido. 

Según las estadísticas, las mujeres ganan un 33% menos que los hombres, un dato que empeora aún más la desigualdad en el ámbito de las pensiones. Precisamente, las mujeres cuentan con condiciones laborales más adversas, pues son muchas las que se ven obligadas a interrumpir sus carreras profesionales debido a las responsabilidades familiares.

Pensiones para mujeres que no han cotizado lo suficiente en España

Por ello, la Seguridad Social establece una seria alternativa a las pensiones contributivas para todas aquellas personas que no han podido acumular cotizaciones suficientes como para optar a una pensión de jubilación por la vía contributiva.

Una mujer pensionista revisa el estado de su pensión en la Seguridad Social
Una mujer pensionista revisa el estado de su pensión en la Seguridad Social

Es aquí donde surgen las pensiones no contributivas de jubilación, la mejor alternativa para quienes no han cotizado lo suficiente. Pese a que estas ayudas no es que estén destinadas solo para mujeres, según las estadísticas del IMSERSO, la mayoría de las beneficiarias son mujeres.

Las pensiones no contributivas están destinadas a quienes tienen bajos ingresos y cumplen ciertos requisitos y están gestionadas por la Seguridad Social a través de las Comunidades Autónomas y el IMSERSO. Para optar a esta pensión, se requiere tener al menos 65 años y residir en España durante 10 años o más, con ingresos anuales por debajo de ciertos límites.

Pensionista preocupada por el estado de su pensión de la Seguridad Social
Pensionista preocupada por el estado de su pensión de la Seguridad Social

En este sentido, para poder optar a una pensión no contributiva de jubilación debemos de cumplir una serie de requisitos. Estas pensiones están destinadas para personas que no pueden optar a una pensión contributiva y tienen limitaciones económicas.

Requisitos para optar a una pensión no contributiva

  • Edad mínima de 65 años: Las personas solicitantes deben de tener como mínimo 65 años para poder optar a este tipo de pensiones. 
  • Ingresos al año inferiores a 7.250 euros: Los solicitantes deben demostrar ingresos anuales por debajo de dicha cifra.
  • No poder optar a la pensión contributiva: Esta pensión está exclusivamente destinada para personas que no cumplen los requisitos para una pensión contributiva.

La ayuda de hasta 7.000 euros para mujeres sin cotización para una pensión contributiva

En 2024, el límite máximo de ingresos para una persona que vive sola es de 7,250.60 euros al año. Por ello, estos ingresos se dividen en 14 pagas, lo que equivale a 517.90 euros al mes. En caso de tener ingresos, la cantidad recibida se reduce hasta alcanzar un mínimo del 25%, que son 1,812.65 euros anuales o 129.48 euros al mes.

Pensiones de la Seguridad Social para amas de casa en 2024
Pensiones de la Seguridad Social para amas de casa en 2024

Además, el IMSERSO reconoce diferentes realidades a las que se enfrentan las mujeres y ha incorporado algunos complementos específicos para aquellas que por ejemplo viven de alquiler. En este caso, esta ayuda asciende a 525 euros al año, una medida que pretende abordar las disparidades económicas a las que se enfrentan las mujeres.

En el caso de mujeres con niños a cargo, tanto el SEPE como el INSS ofrecen diversas ayudas para asegurar un equilibro financiero en el hogar. Para ello, mantiene el Plan de Fomento de la Natalidad, otorgando 500 euros mensuales hasta que el menor cumpla los 25 meses, alcanzando un total de 12.000 euros en dos años.

En otro orden, para aquellas mujeres desempleadas y en edad de trabajar, tienen la opción de recurrir al Subsidio Extraordinario por Desempleo, el Subsidio por Insuficiencia de Cotización, que es una ayuda de 450 euros para aquellas personas que hayan cotizado al menos un año a la Seguridad Social. 

La ayuda de 7.000 euros de la Seguridad Social para mujeres sin cotización