miércoles 1/12/21

Todo lo que siempre quiso saber sobre Vox y nunca se atrevió a preguntar

El ascenso de Vox en la vida política despierta cuestiones de todo tipo y su número dos al senado por Cádiz, Ana Ros, las responde

Todo lo que siempre quiso saber sobre Vox y nunca se atrevió a preguntar

El ascenso de Vox en la vida política despierta cuestiones de todo tipo y su número dos al senado por Cádiz, Ana Ros, las responde

Hace unos cuatro años la irrupción de dos nuevos partidos políticos, Podemos y Ciudadanos, sacudieron y cambiaron el escenario nacional español. Curiosamente, Vox surgió también en esos años, pero no tuvo el éxito de ellos. Ese éxito parece que le ha llegado ahora, Vox es el actor del tablero político español que actualmente más da que hablar. Para muchos Vox es el mismísimo demonio. Para otros tantos, la salvación de España. Sea como sea, es un partido que cubre un espectro ideológico huérfano hasta ahora en España y por lo pronto está aquí para quedarse. Lo mejor que se puede hacer hoy por hoy es entenderlo. Y para ello ELMIRA.es ha elaborado esta entrevista.

Ana María Ros Domínguez, isleña, madre, esposa, empresaria, social media, apasionada de la estrategia y el marketing digital, es uno de los últimos fichajes de Vox en la Provincia de Cádiz. Actualmente es la responsable de estrategia electoral del partido de Santiago Abascal en la Provincia. ELMIRA.es ha reunido en un cuestionario todos los típicos tópicos que circulan sobre Vox y ella se encarga de darles respuesta. Para conocer un poco mejor al partido político más de moda en España.

Lo primero, ¿por qué se ha integrado en el proyecto de Vox?

Creo que siempre he estado integrada en el proyecto de Vox, lo que pasa es que Vox no existía. En 2008 abrí un blog llamado ‘Por la familia, por la vida’. Durante 11 años he defendido en este espacio la vida, el derecho a tener otro país diferente al que tenemos; defiendo el ser español; nuestras tradiciones; el derecho de los católicos a que se nos repete y no se nos persiga… Pero sobre, todo, la familia y la vida.

Cuando Vox aparece, como muchos españoles me planteo dejar de votar al PP porque ya no me sentía representada y Vox sí me representa.

¿Es Vox un partido de extrema derecha tal y como lo definen?

Nosotros bromeamos diciendo que no somos de extrema derecha, sino de extrema necesidad. Vox no es un partido de extrema derecha, eso es otra cosa. Sí somos de derechas, sin duda, yo me considero una persona de derechas y por eso estoy en Vox. Hacía falta ya un partido que fuera la voz de lo que pensamos tantos ciudadanos, madres, padres de familia, trabajadores, autónomos, curritos, la gente que se sienta en un bar y charla de lo que ocurre en España. Yo pienso que Vox ha venido a ser necesario, valiente, a dar la cara y defender a los españoles.

¿Es Vox un partido machista?

Yo soy mujer, dentro de Vox ostento los cargos de vicesecretaria de formación, responsable de comunicación para Vox San Fernando y responsable de estrategia de campaña a nivel provincial. Yo entré en Vox en agosto y tal cual me conocieron me dieron mi sitio. Si fueran machistas ni estaría en el puesto que tengo ni muchos menos de número dos al Senado.

En Vox la mujer tiene el mismo valor que el hombre. La diferencia entre Vox y otros partidos es que nosotros defendemos la igualdad real entre hombres y mujeres. En Vox pendamos que dar más peso a la mujer con cuotas y con ayudas nos hace débiles. A mi nadie me tiene que dar nada por el mero hecho de ser mujer. Me la tienen que dar porque mi cualificación profesional o situación personal haga que yo sea merecedora de ello. Todo aquello que sea favorecer un sexo sobre otro es malo. Y hoy por hoy Vox es el único partido que aboga por la igualdad, la igualdad real entre hombres y mujeres.

¿Es Vox es un partido racista y xenófobo?

No. Todo ello viene de nuestra postura ante la inmigración y que algunos medios han desvirtuado nuestro mensaje. Nosotros estamos a favor de la inmigración siempre y cuando esté controlada y regulada. Y, por supuesto, mientras que nuestro país esté necesitado de esa inmigración, que tenga necesidad de trabajadores. Encantada de que vengan personas a trabajar y a construir una mejor España entre todos y las puertas siempre las tendrán abiertas las personas que vengan, no vamos a discriminar a nadie por su lugar de nacimiento.

Estamos en contra de la inmigración ilegal porque es una auténtica tragedia que mafias se aprovechen de personas que por buscar un futuro mejor mueren en el Estrecho.

Vox está en contra de esas mafias y aboga porque se endurezcan posturas con Marruecos dado que está a la vista que no pone de su parte en controlar esa inmigración. Se viene produciendo tal efecto llamado en los últimos años que las pateras ya llegan hasta las playas del mismo Cádiz. La inmigración tiene que ser justa, controlada y consensuada. Y, por supuesto, gente que venga a sumar, no a restar.

Vox y el Estado del Bienestar ¿qué modelo de educación defiende Vox?

Soy madre de tres hijas y he ayudado a muchos compañeros de mis hijas con sus estudios. Conozco muy de cerca nuestro sistema de educación, que no premia al que se esfuerza, no incentiva la cultura del esfuerzo. Desde la EGB no ha habido un buen sistema, se han ido haciendo parches y la realidad es que tenemos uno de los informes PISA con niveles más bajos. Tenemos muchos alumnos que abandonan los estudios antes de eliminar la ESO; una FP minusvalorada y una Universidad a la que llegan alumnos cada vez peor formados.

Es necesario un gran pacto por la educación y que no se use como arma arrojadiza. La educación pública no debe ser un elemento para adoctrinar, sino que apueste por formar a los hombres y mujeres del mañana. Ahora mismo tenemos una generación que no se ha formado bien que es la que nos tendría que estar pagando las pensiones a los que ya pasamos los 40 y lo están pasando mal. Hablo de los nacidos entre 1985 y 1990 no han tenido buenos estudios, tienen puestos de trabajo precarios porque el mercado laboral no acompaña. El principal problema de España es que no se ha invertido en educación a largo plazo.

Vox lleva en su programa que las familias puedan elegir entre educación privada y pública. A las que elijan la privada proponemos que en la Declaración de la Renta se les devuelva ese dinero. Yo he tenido a mis hijas en colegio privado y a la vez he pagado mis impuestos.

Lo que sí creo es que la educación debe ser universal. La escuela público debe garantizar la igualdad de oportunidades a los ciudadanos. Lo que da pena es cómo está el sistema, porque si no tienes dinero para llevar a tus hijos a un colegio privado lo tienes mucho más difícil que en la pública.

Igualmente Vox incluye en su programa un generoso sistema de becas para familias con menos recursos, esa medida me ha gustado especialmente.

¿Qué modelo de Sanidad defiende Vox?

Tanto en Educación como en Sanidad Vox tiene muy claro que hay que centralizarlos en el Gobierno de España. Uno de los grandes fracasos del sistema sanitario es que en España hay 17 maneras de gestionar. Lo ideal y justo es que el Estado tenga esas competencias, ahorremos costes y poder gestionar mejor los recursos del Estado del Bienestar.

¿Y los Servicios Sociales?

Hay una realidad, hay muchas personas y familias que lo pasan mal, personas mayores que están solas, niños en situaciones difíciles por la separación de sus padres, mujeres que sufren maltrato. Son muchas situaciones preocupantes y Vox viene a solucionarlas. Ya estamos empezando en el Parlamento Andaluz. Nuestra parlamentaria Ángela Mulas presentó una PNL de apoyo a la mujer y la única respuesta que obtuvo del PSOE para apoyar a las mujeres es darnos anticonceptivos y permitirnos que abortemos, como si fueras nuestros únicos problemas. Ahora se está estudiando un proyecto de ley de protección a la infancia pero que apenas se ocupa de los niños.

Hace falta darle un giro de 180 grados a las políticas sociales y una de las formas más sencillas para hacer políticas sociales es la gestión eficaz de los recursos. Si eres capaz de gestionar los recursos puedes distribuir mejor el dinero y ayudar a más personas.

¿Vox y la familia?

Para mi es lo más importante. En la primera clase de Sociología que di en la Universidad el primer tema fue ‘La familia, célula básica de la sociedad’. No hay nada más importante en la sociedad que la familia y con la crisis que hemos sufrido ha quedado más que demostrado, el papel de los abuelos sosteniendo a sus hijos y sus nietos. La familia es lo más importante y cada vez le damos menos importancia. Una de las medidas de Vox es crear un Ministerio de la Familia para que las familias estén bien representadas. Y una medida fundamental es apoyar la natalidad, uno de los problemas que tenemos con las pensiones es la falta de niños.

En Cádiz capital sólo tres colegios han logrado cubrir todas sus plazas. Tenemos cada vez personas más mayores porque gracias a muchos factores cada vez vivimos más. Entonces, ¿una de las soluciones que nos da el PSOE es el aborto y los anticonceptivos? No, yo como madre y mujer emprendedora lo que quiero es que el Estado me ayude con la conciliación. Ahora mis hijas son ya mayores, pero hace cuatro años si no hubiese sido por mi madre, por mi suegra o por amigas me lo hubiera visto y deseado.

Hay que flexibilizar los horarios de los colegios, medidas para que las familias no tengan siempre que pasar por caja. Definir fórmulas que de verdad ayudan a hombres y mujeres a conciliar, porque también hay padres que van al colegio a por sus hijos y a las reuniones. La familia ha sido la gran olvidada estos años atrás, se ha favorecido a colectivos minoritarios que sí, que lo necesitan, pero no vamos a quitar derechos a la familia, que es el tejido que todo lo sostiene.

Y cuando hablo de familias hablo de todo tipo de familias. En Vox cuando hablamos con alguien no le preguntamos por su sexo. Cada cual puede elegir con quien pasar su vida. Ni yo como Ana María Ros ni Vox tienen problemas con ello. Una familia tiene todos los derechos sea cual sea su composición, origen y formación.

Entonces, ¿Es Vox un partido homofóbido o LGBTifóbico?

Para nada. Vox sólo se pronuncia a la hora de que queremos ser los padres quienes les hablemos sobre las cuestiones sexuales a los hijos. Vox está en contra de que se nos quite a los padres el derecho a contarles las cosas a nuestros hijos. A un niño de entre 3 y 5 años no es el momento de hablarle de sexo, por lo menos no es mi caso. Ahora, mis hijas deben saber que hay personas homosexuales y transexuales, que hay padres y madres solteros. Para Vox todas las personas tienen su dignidad, la persona es lo importante,  su sexualidad, sus creencias o sus ideas son cosas de cada uno donde Vox no se mete.

Vox, el empleo y los autónomos

El problema con el empleo es muy serio ya sea a nivel nacional como en nuestra Provincia. Yo he sido trabajadora por cuenta ajena y ahora soy autónoma. En ambos lados me he distinguido por implicarme y hacer mío el proyecto en el que trabajaba. ¿Problema? Para un autónoma que le vayan mal las cosas despedir a un trabajador le cuesta una fortuna. Tener un trabajador contratado cuesta una fortuna. Un trabajador que cobra 1.000 euros al mes cuesta a la empresa más de 1.400 euros. Son unos costes salariales muy altos y la situación hay que flexibilizarla, hay que hacer el mercado laboral más flexible. Hay que apoyar y ayudar a los que pueden generar empleo, que en el caso de España son mayoritariamente los autónomos.

Traemos medidas en clave de beneficios fiscales en tramos Impuesto de Sociedades, reducciones fiscales para los trabajadores y una medida muy interesante y diferenciadora. Fomentar la contratación de menores de 24 años. Bonificar a las empresas con los costes fiscales y de Seguridad Social durante 24 meses para que la empresa pueda contratar. Es una apuesta por los jóvenes, que son nuestro futuro.

¿Cuál es el modelo económico de Vox?

Vox apuesta por un modelo económico liberal, con su libre competencia y las regulaciones muy claras. Un modelo que facilite la creación de empresas y empleo. Que simplifique trámites burocráticos

¿Y el modelo territorial en España?

Nuestro candidato al Congreso, Agustín Rosety, expone muy bien nuestro modelo territorial. Yo lo explico con una metáfora. Yo estoy de acuerdo con Vox en que sólo haya un Gobierno central nacional. No puede haber 17 modelos que generan desequilibrios y desigualdades. Ahora mismo España es una madre con 17 hijos. Entre esos 17 hijos había algunos que eran más rebeldes, más traviesos. En vez de educarlos en sus primeros actos de rebeldía, los diferentes Gobiernos han ido transigiendo cada vez más por miedo a que no monten el pollo hasta que se nos han ido de las manos. Estamos como en los programas de Hermano Mayor donde sale esa pobre madre que no puede con el niño y pide ayuda, llama al Hermano Mayor y Vox ha llegado para ser ese Hermano Mayor o Super Nanny que arregle estos problemas.

¿Postura de Vox con respecto a las tradiciones, la religión?

Vox apuesta por la defensa de las tradiciones y respeto a la confesión religiosa. La Iglesia Católica es la religión mayoritaria de España pero eso no significa que discriminemos a otras confesiones. En este sentido, aprovecho para decir que como logremos gobernar en San Fernando colocaremos de nuevo el Sagrado Corazón en la fachada del Ayuntamiento.

Dicho esto, no entiendo la postura de la izquierda. Si no te gustan los toros, no los veas, no vayas. A mi no me gusta el fútbol y no voy a verlo ni al estadio ni por TV, pero no digo nada de prohibirlo. La caza y la pesca son actividades totalmente conservacionistas. Los cazadores son los primeros que quieren que el monte esté cuidado. Los campos donde hay coto están mejor conservados que los campos libres, menos peligro de incendio y no se altera el ecosistema.

Ahora hay una corriente animalista que pone a los animales por encima de las personas incluso. Para mi es una barbaridad. El hombre, biológicamente hablando, está dentro de una cadena, de un ecosistema, y la caza y la pesca han jugado un papel fundamental. Y son actividades hoy día muy reguladas. Y los hombres y mujeres somos omnívoros por pura salud. Mi abuelo y mi tío eran cazadores. Yo no cultivo esa afición pero respeto a quien lo haga.

Eso por no hablar de la cantidad de puestos de trabajo que genera la tauromaquia y la caza. La Semana Santa genera toda una industria a su alrededor, imagineros, orfebres, bordadores y todo el turismo que atrae.

¿Y la memoria histórica?

Mi tío abuelo está tirado en Rusia, cubierto por varias capas de barro y nieve, porque estuvo en la División Azul. Mi madre siempre nos educó en que la Guerra Civil fue la mayor barbaridad cometida en este país porque enfrentó a hermanos contra hermanos. Ella nunca habló mal de ningún bando. A mi me educaron sin complejos. Yo creo que en esto de la memoria histórica hay una serie de personas educadas en la inquina y en el odio. Un chico de 18 años el otro día me increpó por la calle y me preguntó que si sabía qué era tener un familiar tirado en una cuneta. Sólo con 18 años, la misma edad que mi hija mayor. Le conté que mi familiar estaba cubierto de barro y nieve en Rusia y que allí estaba. La memoria histórica es algo que nos quieren imponer para cambiar el curso de unos hechos que ya pasaron. Vamos a pensar en el presente y en el futuro de España.

Un último mensaje ya para terminar

Quiero ser la voz de las familias y los autónomos, poder construir ladrillito a ladrillito, humildemente, para poder tener familias y emprendedores un futuro mejor y más faciliades.

Todo lo que siempre quiso saber sobre Vox y nunca se atrevió a preguntar