lunes 23/5/22

El miedo ralentiza la recuperación de los bares y restaurantes de Granada

Al contrario que la hostelería, los comercios de proximidad han abierto en su mayoría aunque con poca clientela

El miedo ralentiza la recuperación de los bares y restaurantes de Granada

Al contrario que la hostelería, los comercios de proximidad han abierto en su mayoría aunque con poca clientela

Granada inició este pasado lunes la fase 1 de la desescalada con una reapertura desigual en bares, restaurantes y hoteles, en los que solo una minoría ha comenzado a retomar su actividad. Sin embargo los comercios de proximidad han abierto en su mayoría aunque con poca clientela.

El secretario general de la Federación de Empresas de Turismo y Hostelería, Antonio García, ha asegurado que la "inmensa mayoría" de hoteles y restaurantes siguen cerrados tanto en la capital granadina como en el resto de la provincia.

Según ha explicado este representante de la patronal, aunque hay negocios de restauración y hoteles que han retomado su actividad y cumplen las condiciones sanitarias exigidas, la gran mayoría ha optado de momento por no hacerlo, sobre todo por las limitaciones en materia laboral impuestas por el Gobierno en cuanto a los ERTE.

“Mejor cerrado que arruinado”

Todo ello en un contexto en el que la demanda sigue siendo "muy baja" y la clientela sigue estando "temerosa", ha indicado el representante de esta Federación, que lanzó hace diez días la campaña "SOS Hostelería. Mejor cerrado que arruinado" con la que recomendaba no abrir establecimientos en las condiciones fijadas entonces.

"El sector quiere abrir, pero en otras condiciones, más allá de las sanitarias, de higiene y de seguridad, que son particularmente gravosas para el empresariado en el ámbito laboral", ha manifestado García, que apuesta por un rescate del tejido productivo igual que se hizo hace años con las cajas de ahorro.

Precisamente, el alcalde de Granada, Luis Salvador, ha visitado este mediodía el hotel Saray de la capital donde ha quitado el cartel de cerrado para, ha dicho, iniciar una nueva etapa que espera que sea "productiva" y pueda ir recuperándose el turismo, uno de los emblemas de la ciudad, con la respuesta de los clientes.

María Castillo, presidenta de la Federación de Comercio de Granada, ha reconocido que, aunque la reactivación de este sector está siendo "un poco irregular", la mayoría de los negocios sí ha decidido ir abriendo de forma progresiva.

"Hay tiendas que están empezando a vender, fundamentalmente atendiendo necesidades que tenían atrasadas algunos clientes, y otros están aprovechando para poner la nueva temporada en el sector textil", ha explicado Castillo, que afronta la nueva fase de la desescalada con "mucha ilusión".

Frente a las tiendas de negocio textil que comienzan a atender a su clientela, ya sin la necesidad de cita previa que -según la presidenta de la Federación- no terminó de funcionar y con horarios en muchos casos reducidos, hay otras como las especializadas en "souvenirs" y otros productos turísticos que siguen cerradas ante la ausencia de visitantes de fuera.

El miedo ralentiza la recuperación de los bares y restaurantes de Granada