martes 30/11/21

La madre de las niñas desaparecidas pide difusión con un vídeo que parte el alma

El caso de Olivia y Anna conmociona a toda España, que busca con desesperación a las niñas tras el presunto rapto del padre para hacer daño a la madre, Beatriz Zimmerman
Besos entre Olivia y Anna, las niñas raptadas por su padre en Tenerife
Besos entre Olivia y Anna, las niñas raptadas por su padre en Tenerife

Tras la falta de evidencias de que el padre las arrojara al Océano Atlántico, Beatriz Zimmerman, la madre de las dos niñas desaparecidas en Tenerife el pasado martes pide ayuda internacional. La mujer ha difundido en sus redes sociales un vídeo de las menores, Anna y Olivia, de 1 y 6 años respectivamente, junto a un mensaje en el que pide máxima difusión.

Zimmerman cree que el padre puede haber viajado con las niñas a Sudamérica, donde tendría contactos que le podrían ayudar a alojarse. En las imágenes se ve a las pequeñas dándose besos, una grabación muy comentada en redes por lo emotiva de las mismas: "no puedo verlas, qué pena de criaturas. Son muy lindas para que un monstruo pueda hacerles daños", señala uno de los comentarios.

Beatriz Zimmerman muestra el rostro de las dos pequeñas para facilitar que se pueda reconocer el rostro y la búsqueda sea con más datos. Durante este fin de semana, la madre ya ha pedido ayuda con la idea positiva de que sus hijas están vivas: "Mi mensaje es que manden mucha luz y amor a las niñas, que estoy segura de que están bien. Que no miren las noticias alimentando la mala energía, que todo el mundo piense que las niñas son una bonita luz que están protegidas y que en cuanto menos lo esperemos estarán jugando y corriendo felices".

La Guardia Civil busca a las dos menores, Anna y Olivia, desaparecidas desde el pasado martes 27 de abril junto a su padre Tomás Gimeno en la isla de Tenerife. a investigación de este caso se encuentra bajo secreto y durante el fin de semana el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Güímar ha dictado una orden internacional de búsqueda de Tomás Gimeno y sus hijas, además de haber incoado diligencias previas por la presunta comisión de un delito de secuestro.

Siete días desde que desaparecieron junto a su padre

De este modo, en la noche de este martes 4 de mayo se cumplirán siete días de la desaparición de Anna y Oliva, así como de su padre, Tomás Gimeno, en Tenerife después de que el mismo debía haber entregado a las menores a su madre, de la que está separado, el pasado martes, 27 de abril, si bien nunca llegó a hacerlo.

Fue entonces cuando una llamada de Gimeno a la madre de las pequeñas la alertó, ya que le avisó de que no volvería a ver a sus hijas ni a él, lo que la llevó a denunciar el caso ante la Guardia Civil. La misma que desde ese momento trabaja por encontrar pistas que le lleven al paradero de las menores, así como del padre, teniendo abiertas varias hipótesis en una investigación declarada secreta.

La madre de las niñas desaparecidas pide difusión con un vídeo que parte el alma