miércoles. 10.08.2022

Vox sigue insistiendo en otorgar a Donald Trump el Nobel de la Paz

Para la secretaria general de Vox "los motivos que llevaron a solicitar la concesión de tan extraordinario mérito siguen vigentes"

El partido político de Vox siguen pidiendo el Premio Nobel de la Paz para Donald Trump, a pesar del asalto al Capitolio el pasado 6 de enero. En este sentido, la secretaria general de Vox en el Congreso de los Diputados, Macarena Olona, ha dado una entrevista este miércoles durante en el programa 'La Hora de La 1'.

La diputada de Vox ha asegurado que, en lo que se refiere de otorgar el Nobel a Trump, "los motivos que llevaron a solicitar la concesión de tan extraordinario mérito siguen vigentes y que no se ha producido ningún hecho posterior que merme la concesión de ese reconocimiento".

Durante la entrevista, Macarena Olona ha destacado que Trump es el "primer presidente desde 1980 que no ha llevado a los estadounidenses a una guerra". Asimismo, ha añadido que debemos esperar al fin del mandato de Joe Biden para ver si el nuevo presidente puede decir lo mismo.

En referencia al asalto al Capitolio en Estados Unidos, la de Vox ha manifestado que hay "calificar lo ocurrido como un golpe de estado, las escenas son dantescas por cuanto suponen la interrupción del funcionamiento de la cámara y la soberanía popular". Pero rechaza, que quienes hayan "criticado esas acciones" sean los mismos que "alentaron acciones mas gravosas como el rodea el Congreso" o el Parlamento andaluz.

No se hacen responsables

Además, Macarena Olona ha querido insistir en la idea de que ningún líder político "puede hacerse responsable de las acciones de los ciudadanos". Para la formación verde "no hay una sola palabra pronunciada por Donald Trump que lo justificara", además de señalar que el propio Trump "lo ha condenado enérgicamente" el asalto.

Sin embargo, mientras se producía el asalto, Trump llegó a escribir en Twitter que "esto es lo que pasa cuando se le arrebata una victoria electoral de manera tan brutal a grandes patriotas que han sido injustamente tratados con amor". Un mensaje en el que parece evidente que justifica el asalto al Capitolio, pese a que pide a sus seguidores que sean pacíficos.

Teniendo en cuenta lo ocurrido y la actuación de Donald Trump, para el partido político Vox el expresidente de los Estados Unidos sigue mereciéndose ese Nobel de la Paz. Macarena Olona, en un intento de inculcar el trumpismo, asegura que puesto que no se ha "producido ningún hecho que enerve la concesión del reconocimiento", sigue mereciéndose el galardón. "No hacemos responsable a Trump de lo ocurrido en el Capitolio", ha insistido la secretaria de Vox, mientras culpaba a los medios de "manipulación" para atribuirle el ataque al Donald Trump.

Libertad de expresión

Este pasado miércoles, 6 de enero, el Capitolio de los Estados Unidos fue asaltado por los seguidores de Donald Trump en una imagen histórica que estremece a los aliados de la democracia. El mundo se echaba las manos a la cabeza al ver las impactantes imágenes de los manifestantes ocupando un lugar tan inexpugnable como es el Capitolio. El propio Donald Trump ha salido públicamente para rechazar estos hechos; mientras tanto en España, Vox ha sido el único partido que ha apoyado abiertamente a Trump, siendo fuente de inspiración del partido de Santiago Abascal en todo momento.

Con las caretas totalmente destapadas, los de Santiago Abascal continúan con su intento de importar este trumpismo a nuestro país; saliendo a apoyar al presidente de los Estados Unidos después de que Twitter decidiera cerrar su cuenta tras considerar que ha espoleado a las masas mediante sus fake news y su oratoria incentivadora a sembrar el caos.

En este sentido, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha confirmado que ha iniciado conversaciones con «líderes políticos internacionales» con el objetivo de afrontar el «ataque» a la libertad de expresión que se está produciendo en las últimas horas y a nivel global en las plataformas de redes sociales.

«Las ‘bigtech’ no pueden convertirse en policías globales del pensamiento. Y mucho menos de un pensamiento sectario, que guarda sitio para talibanes, terroristas y chavistas y censura a los disidentes. Estamos ante una amenaza global a las libertades fundamentales«, ha advertido Abascal en su cuenta de Twitter.

Vox sigue insistiendo en otorgar a Donald Trump el Nobel de la Paz