lunes. 28.11.2022
Taller mecánico
Taller mecánico

El otoño trae consigo uno de los cambios más repentinos de estación, las temperaturas comienzan a bajar, por lo general empieza la temporada de lluvias y los días son cada vez más cortos. Por estas sencillas razones, es el momento clave para realizar un mantenimiento de lo más completo de un vehículo.

Además, si tenemos en cuenta la temporada estival que termina, con sus elevadas temperaturas, alguna que otra escapada o visitas a la playa, esta exigencia se hace prácticamente obligatoria, para preparar el automóvil para la nueva temporada que acaba de terminar.

A continuación, las ocho claves imprescindibles para llevar a cabo el mantenimiento completo del vehículo, así como otros consejos para su preparación. Cabe destacar que algunos de estos cuidados los puede llevar a cabo, sin ningún tipo de problema, el propio dueño del coche; mientras que para otros es necesario contar con profesionales del sector, como los Talleres Carglass en Andalucía, especialistas en la reparación y sustitución de lunas.

¿Preparado para dejar tu coche listo para el otoño? Vamos a ello.

¿Por qué se recomienda hacer una revisión a un vehículo antes de la llegada del frío?

Tal como se adelantaba anteriormente, el cambio estacional de verano a otoño es uno de los más drásticos del año. Y es que, además de la bajada repentina de temperaturas y el aumento de las precipitaciones, hay otros fenómenos atmosféricos y naturales que pueden influir de manera directa en la conducción.

Las temperaturas, como se mencionaba, tienden a ser más bajas, pero es que además son inestables a lo largo del día. Tan pronto hace sol y calor, como comienza a anochecer y bajan de manera rotunda.

Por otro lado, los árboles comienzan a perder sus hojas, cubriendo todo tipo de carreteras con una capa sumamente resbaladiza.

Además, como los días comienzan a ser más cortos, suele haber más animales en las calzadas, pudiendo llegar a incrementar las probabilidades de que un vehículo sufra un accidente.

Por todas estas razones, es necesario que todo tipo de automóvil se encuentre en perfectas condiciones, para poder afrontar de manera correcta cualquier tipo de contratiempo que se pueda presentar.

¿Qué 8 elementos se deben revisar para un correcto mantenimiento del vehículo en otoño?

Son varias las claves a tener en cuenta para preparar un vehículo para la temporada otoñal, pero los elementos imprescindibles que sí o sí se deben revisar son:

  1. Aire acondicionado y su filtro: este verano ha sido el más caluroso de los últimos tiempos y para afrontarlo durante la conducción, se ha tirado mucho de aire acondicionado, por supuesto.

Pasado el calor, es imprescindible comprobar el filtro de aire acondicionado, ya que se trata de un elemento clave para llevar a cabo la combustión necesaria para circular y su uso correcto puede ayudarnos a ahorrar combustible. Además, dado que durante esta temporada no se va a utilizar el aire acondicionado, es importante asegurarse que está en perfecto estado para que este no falle llegado de nuevo el calor.

  1. Batería: vigilar de manera constante el funcionamiento de la batería es algo imprescindible para el correcto mantenimiento del vehículo, sea cual sea la época del año. Pero se vuelve más valioso todavía con la llegada del otoño, dado que una batería gastada y en mal estado, tiende a fallar más con la llegada de las bajas temperaturas.
  2. Frenos y amortiguadores: son dos de los elementos claves para garantizar la seguridad de un vehículo, sobre todo en estos momentos del año en los que, como se comentaba anteriormente, las precipitaciones aumentan y pueden aparecer distintos elementos en la calzada que precisan de un correcto funcionamiento de los frenos para evitar accidentes.

Además, los amortiguadores no solo absorben las irregularidades que pueda tener el pavimento, haciendo que la conducción sea más cómoda, sino que además estabiliza, en todo momento, los neumáticos.

  1. Limpiaparabrisas: las altas temperaturas del verano, la constante exposición al sol, el polvo en suspensión que puede haber en las rutas secundarias, la arena y el salitre de las escapadas a la playa y un sinfín de elementos más suelen posarse en el parabrisas y en la luneta trasera. Estos pueden llegar a dañar las escobillas del limpiaparabrisas, haciendo que dejen de funcionar correctamente, llegando incluso a dejar partes de los vidrios sin limpiar.

Es sumamente importante contar con unos limpiaparabrisas en buen estado con la llegada del otoño, dado, una vez más, el gran incremento en las probabilidades de que aparezcan precipitaciones repentinas.

  1. Luces: las horas de luz son cada vez menos, sumado, de nuevo, al incremento en las precipitaciones y a las probabilidades de que aparezca niebla, hace imprescindible que el sistema de alumbrado del coche se encuentre en correcto estado para garantizar la seguridad en cualquier momento del día.
  2. Neumáticos y su presión: la presión de los neumáticos y la profundidad de su dibujo ayuda a que estos se adhieran correctamente a la calzada. La presencia de precipitaciones y hojas en la calzada puede dificultar esta adhesión, por lo que las ruedas deben estar en correcto estado para garantizar la seguridad durante la conducción. Se recomienda, en caso de precisar un cambio de neumáticos, optar por unos adaptados a las bajas temperaturas y a las precipitaciones.
  3. Niveles de los líquidos: es imprescindible revisar que todos los líquidos se encuentren en el nivel adecuado y rellenar aquellos que sea preciso. Los líquidos que se deben examinar son el aceite, el líquido de frenos, el limpiaparabrisas y el líquido refrigerante.
  4. Parabrisas, ventanillas laterales y luneta trasera: son los elementos clave para garantizar una correcta visibilidad de la calzada. Comprobar si estos vidrios están dañados y repararlos o sustituirlos si es preciso, es otro de los mantenimientos básicos de un vehículo con la llegada del otoño.

Otros aspectos a tener en cuenta para preparar un automóvil para el otoño

Además de la revisión de los elementos mencionados en el apartado anterior, también se recomienda, para preparar por completo el vehículo para el otoño, realizar una limpieza completa del mismo, tanto en la parte externa como en el interior del habitáculo. Esto no es algo imprescindible para la seguridad durante la conducción, pero sí incrementa la comodidad.

También se aconseja vaciar el maletero de todos aquellos elementos que no sean indispensables, no solo por lo mencionado anteriormente, sino también porque circular con mayor peso puede llegar a incrementar el gasto de combustible.

Hecho todo esto, el coche ya estaría listo para el otoño, ¿cuál es el próximo destino?

Las 8 claves del mantenimiento del vehículo en otoño