viernes 27/5/22
Hermandad del Resucitado en Jerez

Y resucitó de entre los muertos

La procesión del Resucitado cerró la Semana Santa 2019

Tras un Sábado Santo sin cofradías amaneció el Domingo de Pascua con el blancor de la alegría -de la cimentación de la Fe- de los cristianos en la Resurrección de Cristo. Y fue precisamente la procesión de Cristo Resucitado la que de alguna manera cerró con nazarenos la Semana Santa 2019 de Jerez de la Frontera. Una procesión que comenzó tan pronto culminara la Pontifical presidida por el obispo de Asidonia-Jerez José Mazuelos Pérez. Sobre las doce y media, según la hora anunciada.

La procesión del Resucitado precisa, de entrada, más respaldo institucional, en lo numérico, de las Hermandades. Habrá que analizar el porqué de la carencia de la asistencia de las cofradías a esta procesión cuyo mensaje tanta importancia comporta para el cristiano en general y para el cofrade en particular. La jornada en la que procesiona es incontestable. No existe pretexto a este respecto. De otro lado podría cuestionarse el horario de la procesión. Pero tampoco parece un hándicap mayoritario en cualquiera de los casos.

Ha de trabajarse con detenimiento en la necesaria respuesta masiva. También, interiormente, desde la propia Hermandad, en la participación de un mayor número de nazarenos. Nazarenos blancos que dan elegancia a un mediodía lleno de vida. Sí se renueva con fuerza la tradición de los tramos de mujeres de mantillas blancas. Todo sería entonces enseñanza doctrinal. Y la agrupación San Juan para realzar a Cristo que vence a la muerte. Y luego la banda de Jesús Nazareno, de Rota. Y la guapísima Virgen de la Luz. Manto blanco para arropar la alegría de vivir de la humanidad. Broche para un Semana Santa sobre la que ahora se abre el turno de los respectivos balances.

Y resucitó de entre los muertos