jueves. 13.06.2024
Una ama de casa pensionista de la Seguridad Social
Una ama de casa pensionista de la Seguridad Social

Las amas de casa son una pieza fundamental de todas las familias desde Jerez de la Frontera hasta la última punta de España. Uno de los trabajos más sacrificados y poco recompensados que existen hace que las mujeres se hagan la misma pregunta cuando llegan a la edad de jubilación: ¿puedo cobrar una pensión sin cotizar? Pues bien, la respuesta es sí, pues la Seguridad Social mantiene una serie de mecanismos para proteger la economía de los sectores vulnerables. Sin embargo, debemos saber que no siempre se podrá optar a una pensión contributiva, y en este caso, la clave está en las no contributivas.

Este incansable sector de la población no ha parado de trabajar durante toda su vida aunque sin llegar a cotizar a la Seguridad Social. Es una labor muy sacrificada y poco recompensada, pues más allá del reconocimiento familiar, los organismos competentes no consideran que esto sea trabajo. Nos explicamos, pues no es lo mismo ser amo o ama de casa que empleado o empleada del hogar.

En el caso de las empleadas del hogar, estas tienen un salario y cotizan mensualmente a la Seguridad Social, mientras que las amas de casa no cobran nada y al no recibir ninguna nómina no están cotizando a las arcas de la Seguridad Social. Por ello, cuando llega el tiempo de la jubilación, todas se hacen la misma pregunta: ¿puedo cobrar alguna ayuda?.

Pensiones contributivas para amas de casa: requisitos y cuantía

Las amas de casa tienen dos opciones: acogerse a una pensión contributiva, en caso de haber cotizado el mínimo exigido, o bien, hacerlo en una pensión no contributiva y que no necesita de ningún periodo mínimo cotizado. En el caso de las pensiones contributivas, serán necesario 15 años de los cuales 2 años deben encontrarse dentro de los últimos 15 años anteriores al momento de la jubilación.

Una pensionista ama de casa que opta a las pensiones no contributivas de la Seguridad Social
Una pensionista ama de casa que opta a las pensiones no contributivas de la Seguridad Social

Este tipo de ayuda son de complicado acceso para amas de casa, que en teoría han dedicado toda la vida al cuidado del hogar sin remuneración. Además, se debe cumplir con la edad ordinaria para la jubilación, que actualmente está fijada en los 65 años, si se han cotizado al menos 38, o en 66 años y 6 meses si no se cumple este requisito.

Como ocurre con la mayoría de ayudas, esta cuantía dependerá de la base reguladora y los años cotizados del demandante. Una vez calculada la base reguladora sabremos más o menos que porcentaje nos queda por años trabajados. Con 15 años puedes optar al 50% de la base reguladora y a partir de aquí se irán sumando un 0,21% extra por los siguientes 49 meses y un 0,19% por los años restantes hasta completar el 100%.

Una pensionista comprueba el estado de su pensión de la Seguridad Social
Una pensionista comprueba el estado de su pensión de la Seguridad Social

Por lo tanto, para que una ama de casa pudiera llegar a optar a esta pensión, tiene que haber cotizado 36 años y 6 meses para tener el derecho al 100% de la pensión. En el caso de que la pensión fuese inferior a las cuantías mínimas, siempre quedará la opción de optar a una pensión no contributiva, la más solicitada por amas de casa que no logran llegar al mínimo cotizado exigido. 

Pensiones no contributivas para amas de casa: requisitos y dinero

Las pensiones no contributivas pertenecen a la Seguridad Social, aunque son gestionadas por las Comunidades Autónomas y el IMSERSO. Para optar a este tipo de ayudas también hace falta cumplir con una serie de requisitos y demostrar que no se superan los límites en los ingresos recibidos. Sin embargo, son las más solicitadas por las amas de casa con poco o nada cotizado.

Una pareja de pensionistas preocupados por el estado de su pensión de la Seguridad Social
Una pareja de pensionistas preocupados por el estado de su pensión de la Seguridad Social

Para recibir este tipo de pensión de la Seguridad Social se debe tener 65 años o más, llevar residiendo en España 10 o más años y que los ingresos no superen los 7.250,60 euros anuales, en el caso de vivir sola. Sin embargo, si se vive con familiares, este importe podría subir y permitir que se superen ciertas cuantías.

En cuanto a la cantidad dinero que se recibe de una pensión no contributiva, la cuantía máxima para una persona en 2024 es de 7.250,60 euros. Este dinero se cobra en 14 pagas, repartidas en 12 mensualidades y 2 pagas extras que se cobran los meses de junio y noviembre, por lo que al mes serán unos 517,90 euros.

También puedes cobrar esta ayuda aunque tengas ingresos, pero en estos casos la Seguridad Social reduce al mínimo del 25% esta ayuda; derivando en unos 1.812,65 euros al año, lo que hace unos 130 euros al mes. 

Las pensiones de la Seguridad Social para amas de casa sin cotización