viernes 20/5/22
Santiago Abascal (Vox) en el Congreso
Santiago Abascal (Vox) en el Congreso

No hay día que no pase en el que Vox no se haya metido en un nuevo charco. En esta ocasión, la cuenta de Twitter del partido ha sido clausurada temporalmente después de que la plataforma considerase que el partido estaba incitando "al odio" por un tweet, que relacionaba la delincuencia con la emigración ilegal. Por este motivo, el PSOE ha celebrado el cierre de la cuenta del partido, alegando que "hay ideas que son delito".

En un mensaje en la red social, la cuenta oficial del PSOE ha defendido la postura de la compañía con el perfil de Vox. "Hay ideas que incitan al odio. Ideas que fomentan la violencia sobre el diferente. Hay ideas que son amenazas. Hay ideas que son delito. En Twitter, en la calle y en cualquier democracia", escribían desde el PSOE en su cuenta oficial.

Quién no podía esperar para dar su opinión al respecto ha sido el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, quién aseguró este jueves que su partido se querellará contra la red social Twitter por clausurar temporalmente su cuenta por considerar que un tweet difundido incitaba "al odio", horas antes del comienzo de la campaña electoral en Cataluña.

Un incendiario tweet provocó el cierre de la cuenta de Vox

La clausura de la cuenta vino provocada por un polémico tweet colgado por la formación de Santiago Abascal. En dicho mensaje colgado este jueves 28 de enero, y que ya ha sido eliminado de su perfil, Vox relacionaba la inmigración ilegal con la delincuencia, algo que Twitter ha considerado como "incitación al odio", por lo que decidió temporalmente clausurar la cuenta del partido.

Literalmente, el tweet publicado por Vox decía lo siguiente: “Suponen aproximadamente un 0,2% y son responsables del 93% de las denuncias. La mayoría son procedentes del Magreb. Es la Cataluña que están dejando la unánime indolencia y complicidad con la delincuencia importada. ¡Solo queda Vox! #StopIslamización”. Como no podía ser de otra manera, este tweet cargado de racismo y xenofobia fue eliminado por la red social puesto que incumple las normas de uso de la plataforma y ataca de forma muy clara un colectivo. Parece mentira que un partido político trate así temas tan delicados como este, incitando al odio de las masas y fomentando una cultura racista que Twitter ha querido frenar.

En el mundo paralelo en el que viven los miembros de Vox, el hecho de que Twitter les haya cerrado momentáneamente la cuenta, lo consideran un hecho de "especial gravedad". Así Ortega Smith ha señalado en una entrevista con RTVE que este hecho "tiene una especial gravedad porque lo han hecho el día que empieza la campaña electoral “para que nos dejen silenciados, porque es una de las cuentas que tiene mayor número de seguidores y, por tanto, que tiene una mayor repercusión social".

“Es un ataque a la democracia y a la libertad de expresión”

Por esta razón, según Smith el cierre de la cuenta de Vox “es un ataque a la democracia y a la libertad de expresión” y denunció que las redes sociales “han dejado en evidencia la gran mentira que representan”; porque “no son esas plataformas libres del pensamiento donde la comunicación fluye con rapidez”. Evidentemente, una cosa bien distinta es la libertad de expresión y otra es incentivar a la violencia hacia un colectivo vulnerable que es lo que ha hecho Vox en esta ocasión.

Santiago Abascal y Ortega Smith VOX Santiago Abascal y Ortega Smith

Sin embargo, el partido sigue en sus trece y aseguró que las redes sociales “actúan como auténticos medios de censura controlados; que dicen quién puede publicar una cosa y quién no”, porque “podemos escuchar a los ‘bilduetarras’ aplaudir desde Twitter homenajes de terroristas; podemos escuchar a los golpistas de Cataluña desde Twitter decir que hay que dar un golpe de Estado en España y acabar con la Constitución y Twitter no los sanciona”. Nada más lejos de la realidad, la falta de conocimiento en la maquinaria mediática de Vox les ha llevado a pensar que todo vale, como por ejemplo; el hecho de tachar a una minoría de que son violentos para poner en contra a la sociedad que convive con ellos día a día.

El PSOE celebra el cierre del Twitter de Vox: "Hay ideas que son delito"