miércoles. 10.08.2022

Spiriman encuentra en el ejercicio su salvavidas para combatir el cáncer

El médico granadino se ha convertido en un personaje conocido a raíz de hacer declaraciones excéntricas y contrarias a la propia salud

 

Spiriman
Spiriman

Optimista ante su lucha, así vive el médico Spiriman su batalla. Hace unos días el granadino cogía su bicicleta para desconectar la mente además de fortalecer su estado físico; siempre que puede el activista andaluz deja buena nota de ello a través de sus cuentas de Instagram y Facebook, donde reúne más de dos millones y medio de seguidores compartiendo reflexiones positivas y haciendo deporte.

Jesús Candel popularmente conocido como Spiriman se ha convertido en un personaje creado a partir de la pandemia por Covid-19, que se ha hecho famoso a raíz de hacer declaraciones excéntricas y contrarias a la propia salud, siendo él mismo médico. Hace unos meses anunciaba que se había curado de cáncer que padecía gracias a "la fuerza interior" y "su capacidad de hacer milagros". 

El médico se aferra al deporte para lidiar con su enfermedad

Sin embargo, Spiriman, quien ya no ejerce como médico, también consiguió hacer cosas positivas a favor de la sociedad. Es el caso de las protestas que lideró antes de la pandemia, cuando tenía también cierto número de seguidores en sus cuentas en redes sociales, en contra de recortes en la sanidad de Andalucía en 2016

El malagueño Dani Rovira que también padeció cáncer pedalea por una muy buena causa

El también andaluz Dani Rovira sabe lo que es lidiar contra esta terrible enfermedad. A principios de este mes comenzaba una marcha solidaria junto a distintos familiares de niñas con Síndrome de Rett. El malagueño se subía a su bicicleta para cruzar desde Mérida hasta Finisterre, recorriendo el Camino de Santiago.

Una bonita labor con el fin de dar visibilidad y recaudar fondos destinados a mejorar las condiciones de las niñas y contribuir a la investigación de esta enfermedad, catalogada como rara. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de @danirovira

“El objetivo es dar visibilidad e intentar recaudar fondos para la investigación y la mejora de la calidad de vida y la cura de esta enfermedad rara, que padecen más de tres mil personas, casi todas niñas. Con este reto deportivo intentamos que el Síndrome de Rett cada vez sea más conocido y que cada vez se den más ayudas, gracias a la gente que nos apoya a través de la difusión y donación. Las mamás han salido de Sarriá camino de Santiago para encontrarnos allí en unos días. Se trata de unir cultura, solidaridad, deporte e intentar que estas niñas tengan una vida digna”.

El Síndrome de Rett causa una pérdida progresiva de las habilidades motoras y del habla, y que afecta principalmente a las niñas, ya que cuando se manifiesta  la mutación genética impide a las menores tener el control de su cuerpo, lo que hace que se sumerjan en procesos autísticos. No hablan, no pueden usar las manos y muchas no andan, además de sufrir escoliosis, crisis epilépticas, problemas digestivos y trastornos del sueño, entre otros.

Spiriman encuentra en el ejercicio su salvavidas para combatir el cáncer