martes 27/7/21

Spiriman es todo un peligro con la manguera

Jesus Candel 'Spiriman' ha subido un vídeo a sus redes sociales disfrutando de sus hijos mientras lucha contra el cáncer
Jesus Candel Spiriman hijos cancer
Jesus Candel Spiriman disfruta junto a sus hijos del verano

En su intensa batalla contra el cáncer, Jesús Candel, más conocido como 'Spiriman', no piensa bajar los brazos en ningún momento. Con la llegada del verano, el exprofesional del Hospital Clínico de Granada ha compartido en sus redes sociales un entrañable momento vivido junto a sus hijos.

En un vídeo publicado en su cuenta oficial de Youtube, Instagram y Facebook, Jésus Candel no ha podido resistirse y se ha grabado junto a sus hijos mientras "regaba las plantas" de una particular manera. Haciendo alusión a la película '300', el médico comenzaba a echarle agua a los pequeños, mientras que estos hacían una formación en escudo con paraguas. 

Las risas inundan el vídeo, en el que el Spiriman se puede ver visiblemente radiante, feliz y disfrutando de una mañana de verano con sus hijos. "Cuando llega el verano y las vacaciones me encanta ver este vídeo de mis niños. La manguera es mi debilidad, siempre con uso MUY RESPONSABLE, como en este caso", escribía en sus redes el profesional sanitario.

Estas imágenes parecen haber servido como un nuevo empuje anímico para el doctor, que actualmente se encuentra atravesando un complicado momento en su batalla contra el cáncer. "El AMOR por ellos es mi gran arma para afrontar todo lo que venga!!!! Yeahhh!!!", terminó un Spiriman más reflexivo que nunca en sus redes sociales.

La profunda reflexión de Jesús Candel 'Spiriman' sobre la mente

Decimos que está reflexivo, pues hace unos días el popular activista quiso desahogarse ante cámara dejando en su cuenta de Facebook un vídeo que hablaba sobre el poder que tiene la mente en nosotros. Algo que se asemeja mucho a la batalla que Candel mantiene con el cáncer desde hace ahora un año. 

"Cuando uno se concentra, entonces es capaz de conseguir esos objetivos, esas intenciones o esos propósitos, entonces pasan cosas extraordinarias. Da igual lo que venga, porque entonces el lóbulo frontal es capaz de intervenir en el resto de estructuras cerebrales y decirle "yo estoy aquí con mi lóbulo frontal no me des por culo", tú alármate mucho que a mí me dirige mi lóbulo frontal y yo estoy concentrado en un objetivo".

"Estoy concentrado en algo, prestando mi atención en algo, activando mi lóbulo frontal y entonces hago que el resto de funciones cerebrales nos dejen tranquilos", recalcaba un Spiriman al que se le ve concentrado y animado en su recuperación.

Spiriman es todo un peligro con la manguera