jueves. 18.04.2024
Festival en Ubrique I Foto Marciano Breña
Festival en Ubrique I Foto Marciano Breña

Urique (Cádiz), 23 de marzo de 2024. Festival taurino organizado por la empresa Euro Tauro Luján SL. Cielo nublado y temperatura agradable. Algo más de media entrada. Preside Patricia Caro, concejal de Cultura. Ameniza la Banda Municipal de Música de Ubrique “Juan Chacón”, dirigida por Juan Pedro Ordóñez.

Se corren un novillo de Julio de la Puerta (hierro de origen Conde de la Corte que pasa en Osuna, Sevilla) para rejones y seis novillos de Apolinar Soriano (hierro de origen Núñez que pasta en Santa Elena, Jaén). En el arrastre, el primero y el segundo son ovacionados; el quinto recibe la vuelta al ruedo y el sexto tiene palmas.

  • Leonardo: rejón arriba, con derrame; dos orejas.
  • Finito de Córdoba: siete pinchazos y entera desprendida, tras dos avisos; silencio.
  • Víctor Janeiro: estocada atravesada y dos golpes de descabello, tras aviso; dos orejas.
  • Cayetano: estocada delanterita y algo tendida; dos orejas.
  • El Payo: estocada costalera y estocada honda en su sitio; dos orejas.
  • Mario Sánchez, novillero con caballos: dos pinchazos y entera arriba algo trasera, tras aviso; dos orejas.

Incidencias: Diego Urdiales se cae del cartel y lo sustituye el rejoneador Leonardo. La arena aparece decorada con una alfombra del logo de la Feria Bajo la Piel. Los actuantes visten de corto.

Comentario

En Ubrique, la capital de la piel, era tradicional organizar una “corrida de la piel”, pero ahora, con la Feria “Bajo la Piel”, que en primera edición ha organizado el Ayuntamiento, la faceta taurina se manifiesta en un festival, lo que no deja de ser una pérdida de categoría.

Los nombres anunciados son interesantes pero a la hora de acceder al recinto los aficionados se enteran de que Diego Urdiales se ha caído del cartel, por un síndrome febril según parte que ha presentado. Es una contrariedad, pues el riojano era quizás el principal atractivo para muchos de lo que se acercan desde los pueblos de alrededor. A cambio, una nota de caballos puede ser una sorpresa inesperada para muchos que también aprecian el arte de Marialva.

Para otros el atractivo está en los nombres de los famosillos que se dan cita en el coso serrano. Pululan por la puerta y luego por el callejón cámaras y micrófonos de becarios que hacen méritos en los medios de comunicación que se alimentan de voces y de líos. Estos personajes, protagonistas y periodistillas, tienen de todo menos de pinta de aficionados taurinos. A lo nuestro.

Leonardo

Leonardo, con chaquetilla gris, en su novillo, colorado, sale sobre Despacito, tordo en fase blanca, a parar y, tras correrlo varias vueltas para encelarlo, le pone un rejón contrario y luego otro que queda arriba pero traserito. Sobre Calimocho, caballo bastote que es nieto de Cagancho, juega con un quiebro en falso y luego deja una farpa algo baja, una segunda, buena, y una tercera, desprendida, tras la que sale ejecutando hermosinas; templa a lo largo de media plaza antes de ejecutar, de frente y con gran quiebro, una cuarta y, luego de otro quiebro, una quinta, contraria. Son muchas farpas con el mismo caballo.

Leonardo I Foto Marciano Breña
Leonardo I Foto Marciano Breña

Ha traído a Ubrique ocho caballos y va a sacar sólo tres. Efectivamente, cierra con Linx, un bayo, con el que pone una banderilla arriba y luego las cortas, primero un par en serie que queda arriba y después una más, algo caída. Con el rejón mata a la primera.

Finito de Córdoba

Finito de Córdoba, con chaquetilla marrón oscuro, a su novillo, castaño, lo recibe con lances sueltos, sin estirarse. El peón pone al novillo en suerte para picar y es mal cogido; el mismo peón lo pone por segunda vez. Finito amaga con un quite pero renuncia. Hay dos pares de palos sin estridencias. Empieza faena en los medios bajando la mano y ligando pero tras dos tandas el animal empieza a perder las manos, lo que busca compensar con molinetes y ayudados.

Finito I Foto Marciano Breña
Finito I Foto Marciano Breña

Por el pitón izquierdo el bicho se raja y lo torea a favor de querencia, con algún trincherazo y algún cambio de manos. A diestra de nuevo, lo lleva a los medios para tanda buena y otra con ayudados, ya hacia tablas mezclando algún pase de fantasía, La preparación va por bajo pero a la hora de atacar con la espada se sale continuamente de la suerte, lo que suponer tener que entrar nada menos que ocho veces.

Víctor Janeiro

Víctor Janeiro, con chaquetilla gris oscuro, en su novillo, colorado, hace un saludo breve pero sustancioso, con larga cambiada de rodillas, tres verónicas y media a pies juntos. La puya, algo caída y larga, es protestada; hay quite, compuesto por verónicas entregadas y media bonita. De tres pares, sólo uno es bueno.

Víctor Janeiro I Foto Marciano Breña
Víctor Janeiro I Foto Marciano Breña

El de Ubrique brinda al público y hay gran inicio por doblones avanzando, muy aplaudido, seguido de dos tandas en los medios, una de trazo largo y otra asfixiando al novillo. Con la izquierda, en una tanda el animal va a menos y en la siguiente hay más ahogo. A diestra de nuevo, sale el toreo en redondo y el de rodillas. Termina con la izquierda, con circular completado con un martinete y uno de pecho.

Cayetano

Cayetano, con chaquetilla negra, a su novillo, da un saludo breve, visto y no visto, terminando en media. Tras puya correcta hay dos pares buenos. Brinda al hijo de su hermano Rivera Ordóñez; el inicio va hacia los medios para pasar pronto a tanda de mano baja, seguida de otra en redondo con un novillo que humilla.

Cayetano I Foto Marciano Breña
Cayetano I Foto Marciano Breña

Prueba por el pitón izquierdo pero por ahí va muy pegajoso. A diestra de nuevo, una capeína abre paso a tanda ligada. Otra vez por el izquierdo, el bicho pega cabezazos. Con la derecha termina faena en tanda buena. Lo tendido de la estocada compensa a lo delantero y el efecto es, pues, rápido.

El Payo

El Payo, con traje charro, en su novillo, con cuajo, aplica buen recibo, avanzando de tablas a medios con media a pies juntos. En el caballo es bien cogido y hay puya seria; el quite va por verónicas con media. Vemos tres pares de banderillas buenos.

El Payo I Foto Marciano Breña
El Payo I Foto Marciano Breña

La faena la inicia por doblones antes de pasar a tanda deshilachada; se recompone y saca una tanda ligada, aplaudida, y otra con entrega, pero luego le vemos dos molinetes como latigazos y tanda sin mucho asiento rematada con martinete. Con la izquierda hay toreo un tanto superficial. Termina por el pitón derecho, con toreo sin quietud. La vuelta al novillo en el arrastre es muy regalada.

Mario Sánchez

Mario Sánchez con traje gris, a su novillo, aparatosamente bizco del izquierdo y por ello protestado, le da recibo largo avanzando a los medios para terminar en media y revolera. La puya cae en su sitio y sigue un quite compuesto por tafallera, dos cordobinas y recorte a una mano. El tercio de palos es lucido.

Mario Sánchez I Foto Marciano Breña
Mario Sánchez I Foto Marciano Breña

Tras brindar el ubriqueño al público, sus paisanos, inicia faena de rodillas, exponiendo y saliendo atropellado; luego se va a los medios para tanda aplaudida. Con la izquierda hay tanda de tiralíneas, con un novillo que va y viene, y otra cerrada con el de pecho y con desplante de rodillas, para seguir con otra más, en la que acorta distancias. A diestra de nuevo, torea en redondo y por circulares. Termina con la izquierda en labor preparatoria para entrar a matar en los medios. Al final, este novillo ha resultado más merecedor de una vuelta que el anterior.

Final

Otra vez tenemos que llamar la atención sobre la duración del festejo. Más de dos horas y media de espectáculo, aunque se han visto cosas interesantes (y orejas a pares), es algo que se debe corregir. Al público no se le puede cansar. Entre todos tenemos que buscar una solución a esto. Estamos en la era de la rapidez y del aburrimiento que no espera. Los toros serán un espectáculo tradicional pero tienen que adaptarse a la época de internet. Aunque para tradicional, nada como volver a lo de antes, cuando las corridas duraban menos de hora y media.

En Ubrique, interesante festival taurino “Bajo la Piel”