Distribuía tabaco de contrabando desde su inmueble en San Fernando

Decomisadas en la zona de Camposoto un centenar de cajetillas de tabaco de contrabando

 Agentes del Grupo Lima de la Policía Local, en colaboración con Vigilancia Aduanera, han realizado una operación contra la venta de tabaco de contrabando en un inmueble situado en las proximidades del parque de las Huertas.

Los vecinos alertaron a la Policía de Barrio de que el propietario de una vivienda de la citada zona se dedicaba a vender tabaco posiblemente de contrabando a menores de edad, denuncia que fue trasladada al Grupo Lima de la Policía Local, cuyos efectivos montaron un dispositivo de vigilancia conjuntamente con funcionarios de Vigilancia Aduanera.

Fruto de este operativo se pudo comprobar que el propietario de la vivienda objeto de vigilancia vendía tabaco de contrabando desde una ventana del inmueble, abriendo la misma cuando observaba la presencia de algún cliente y entregando el tabaco en cajetillas o suelto como si se tratara de un estanco. El flujo constante de compradores había despertado la intranquilidad de los vecinos, creando incluso una alarma social al encontrarse la vivienda próxima a centros escolares y parques públicos y ser muchos de los compradores menores de edad.

Durante la vigilancia realizada por agentes de ambos organismos, se interceptaron a varios compradores de tabaco de contrabando, tres de ellos menores de edad.

La operación policial se ha saldado con la intervención de 101 cajetillas de tabaco y 32 cigarrillos sueltos preparados para su venta. La Policía Local ha levantado la pertinente denuncia por ejercer el propietario de la vivienda la venta de tabaco ilegal.

El Grupo Lima de la Policía Local resalta la impunidad con la que se realiza en ciertas ocasiones la venta de tabaco de contrabando, que además de carecer de las correspondientes precintas legales, no pasan los pertinentes controles de Sanidad, lo que puede conllevar un riesgo para la salud de los compradores. Estos además se pueden enfrentar a una multa mínima de 2.000 euros por adquirir y estar en posesión de tabaco ilícito, como establece la Ley vigente de represión del contrabando.

De esta manera, desde el Grupo Lima de la Policía Local se pretende dar respuesta a las denuncias presentadas por los vecinos, preocupados por la venta de tabaco de contrabando a menores de edad que ven en este tipo de “casas-estancos” una forma rápida y fácil de adquirir tabaco, desconociendo los posibles riesgos así con las consecuencias de realizar este hecho.