viernes 20/5/22

López Gil, a Sevilla de viceconsejero, califica el Tranvía de "proyecto gafado"

Juan Luis Belizón le sucede en el cargo y de los proyectos que ha gestionado se queda con la ITI

Fernando López Gil se ha despedido este martes de sus funciones como delegado de la Junta en Cádiz para afrontar la viceconsejería de Presidencia, Administración Local y Memoria Histórica confirmando que se queda con la ITI "literalmente porque me la llevo a Sevilla para seguir coordinándola desde allí", y "lo peor de mi tiempo ha sido el desempleo, porque ha habido municipios con más del 50 por ciento de su población en paro".

Según ha indicado López Gil a los periodistas, la ITI "es una palanca de cambio para la provincia", consiguiendo "algo innovador como es poner los recursos existentes en manos de los que pueden decir hacia dónde y cómo gestionarlos". Además, en clave de humor, el delegado ha destacado que "ha habido proyectos gafados como el tranvía", pidiendo que no lo inviten a la inauguración del mismo "porque descarrila".

Otro de los aspectos positivos de su etapa como delegado de la Junta en Cádiz han sido "las personas y la experiencia". Ha agradecido la labor realizada por los secretarios generales, los funcionarios, los agentes económicos y sociales de la provincia como la UCA, la prensa, el gabinete de la delegación y sobre todo a los distintos delegados que han trabajado bajo su mandato, como Juan Luis Belizón, que toma su relevo en el cargo.

"Estoy orgulloso y feliz de haber ligado mi nombre a este equipo", ha indicado en relación al equipo de delegados provinciales que han pasado por la provincia, asegurando que ha vivido "momentos especiales". López Gil ha animado a los delegados en todo momento a "meterse en nuevos retos, porque su actitud ha sido muy buena, ya que se han metido en todos los retos que les he pedido". Se ha creado así un equipo que considera que mantendrá el engranaje con el nuevo delegado.

Por otro lado, López Gil ha añadido que han intentado cambiarlo todo "el ritmo, la estética y la actitud de la Junta y en ese reto los he tenido de aliados", refiriéndose a los delegados. Además, ha destacado que ésta será su actitud cuando llegue a Sevilla, puesto que "si me llevan no es para funcionar de forma mecánica, sino para dar un impulso" a la gestión que se realiza. "No voy para apagar fuegos sino para ser un fogonero".

Además, el delegado ha asegurado que a la provincia "la quiero hoy mucho más que el día en que me nombraron delegado, porque la he conocido en todos sus detalles", y ha destacado que "está muy bien situada para futuro".

López Gil, a Sevilla de viceconsejero, califica el Tranvía de "proyecto gafado"
Comentarios