viernes 3/12/21

Contraindicaciones del aceite de oliva

En España, hablar del aceite de oliva no es cualquier cosa, ya que este es una parte importante en la comida pese a que tiene sus contraindicaciones
Contraindicaciones de aceite de oliva
Contraindicaciones del aceite de oliva

El aceite de oliva ha demostrado ser no solo un gran aliado en la cocina, sino que también en nuestra salud, con varias propiedades que nos favorecen. Eso sí, el aceite de oliva, que crece en los olivos y aceitunas por todo el Valle del Guadalquivir, alarga la vida. Sin embargo, existen algunas contraindicaciones del aceite de oliva para nuestra salud, que son importantes conocer para poder evitar problemas en un futuro.

En la cocina

En España, hablar del aceite de oliva no es cualquier cosa, ya que este es una parte importante en la comida. Ya sea para las ensaladas, salsas o freír, ahí veremos al confiable aceite de oliva, así como sus variaciones virgen y extra virgen.

El problema presente es que hay ocasiones en las que, a pesar de ser un aceite sano, puede llegar a ser perjudicial en esta área si se utiliza de forma imprudente. Y no son solo palabras de las personas, esto ha sido estudiado por distintos expertos, los cuales mencionan que en los usos comunes del aceite, hay algunos que deberían disminuir o evitar.

Para freír

Todo en exceso es malo, principalmente si se trata de aceite y frituras. El aceite de oliva, principalmente el virgen extra, es de los que más aguanta la temperatura de las frituras, y puede llegar hasta los 180° C sin alteraciones ni degradaciones, es un aceite muy bueno.

Pero este no debe ser sometido a punto de humo, ya que ahí se está perdiendo la parte nutricional del aceite, los cuales vendrían siendo el omega-3 y los ácidos grasos, lo que provoca que se sature y posteriormente se dañe.

Aunque no llegue a ser letal, ciertamente pierde el valor nutritivo que poseía, y puede ser dañino para la salud; para evitar eso recomiendan usar aceite de cacahuetes al momento de freír.

Cocinar a la parrilla

Cuando se van a preparar comidas a la parrilla, se sabe que lo que necesita más aceite son las rejillas, en vez de los alimentos en sí. El aceite de oliva, si bien se puede usar para la parrilla de esta manera, es mejor evitarlo y utilizar en su lugar un aceite de semilla de uva o uno vegetal; ¿por qué?, debido a que el aceite de oliva al quemarse crea llamas, por lo que es mejor evitarlo y prevenir accidentes.

Para el momento en que los alimentos estén cocinados, sí se les puede agregar unas gotas de aceite, para darle otro toque al plato.

Ingerir aceite en ayunas

Se ha demostrado que hay ciertos beneficios al ingerir aceite de oliva y aceite de oliva extra virgen para nuestra salud, especialmente si se hace en ayunas.

Muchos estudios afirman que el aceite de oliva en ayuna mejora la circulación, aporta nutrientes a la sangre, reduce la velocidad de absorción de azúcares de los alimentos, ayuda al funcionamiento del hígado y lo previene de enfermedades, regula el tránsito intestinal, entre otras…

A pesar de todas estas ventajas, la contraindicación de este producto radica en que, aunque sea un aceite sano, su aporte calórico de grasas es mayor que el de nutrientes. Por ende, su consumo debe ser moderado, una cucharada por día es la cantidad adecuada para iniciar, junto con una alimentación balanceada.

Otro factor en contra está dirigido específicamente a personas que sufren de obesidad y que se encuentren bajo tratamientos dietéticos, ya que ellos deberán consultar primero a sus médicos antes de empezar a ingerir el aceite de oliva.

Aceite de oliva en la piel

Una cualidad destacable del aceite de oliva son sus propiedades hidratantes, por tal motivo, muchos han recurrido a aplicarse un poco en zonas resecas de la piel, aunque no todos se han visto beneficiados.

Las personas con pieles grasas deben tener cuidado, ya que su aplicación puede causar estragos en ese tipo de piel. Esto sucede debido a que el aceite de oliva es comedogénico, es decir, que puede llegar a obstruir los poros, produciendo espinillas, puntos negros y barritos.

Contraindicaciones del aceite de oliva