lunes 24/1/22
Formas de incorporar el gazpacho a la dieta
Formas de incorporar el gazpacho a la dieta

El gazpacho es una comida muy tradicional de las provincias andaluzas, es primordialmente consumida durante el verano, puesto que, a pesar de ser una sopa, es realizada para consumirse fría. Gracias a sus ingredientes, te aportan increíbles vitaminas y minerales, por lo que si quieres consumirla, es necesario que sepas cuáles son las formas de incorporar el gazpacho a nuestra dieta.

Tener una alimentación sana y balanceada es necesario para lograr una excelente calidad de vida; si estos son tus objetivos, es recomendable que sigas una línea alimentaria que pueda brindarte todos los beneficios que necesitas. El gazpacho es una comida deliciosa que debes incluir en tus menús para mejorar tu rendimiento…

Alterando la receta clásica

Como se mencionó con anterioridad, el gazpacho tiene una receta original que se basa en hortalizas crudas, teniendo de base el tomate. Si deseas incluirlo en tus comidas o meriendas, pero no te encuentras satisfecho con la misma presentación, una solución es alterar los ingredientes iniciales, añadiendo nuevos, para innovar un poco su singular sabor.

Algunas opciones para modificar la receta pueden ser:

  • Sustituyendo el tomate como hortaliza principal: en su lugar, puedes utilizar fresa, remolacha, piña, naranja, entre muchas otras frutas y algunas verduras, que por supuesto deben entrar en tus preferencias.
  • Utilizando otros acompañantes: no siempre es necesario que ingieras el gazpacho por sí solo, puedes acompañarlo con diferentes complementos alimenticios, como el arroz, la quínoa, y asimismo, encontrarás el huevo duro o los trozos de jamón serrano. Estas variaciones en la receta original le dará a esta comida un sabor agradable.

Atendiendo a lo anteriormente expuesto, es primordial que tengas en cuenta que puedes realizar esta receta utilizando cualquier clase de frutas u hortalizas. Algunas de las variaciones del gazpacho que deberías incluir en tu dieta son:

Gazpacho verde

Por lo general, se trata de una versión realizada con hortalizas y frutas verdes; es muy fácil de preparar, al igual que la receta original, puedes agregarle pepino, manzana verde, espinaca, apio, pimiento y aguacate, si deseas. Igualmente, todo dependerá de tus preferencias culinarias y alimenticias, no obstante, el gazpacho en esta presentación es una increíble fuente de nutrientes.

Gazpacho de remolacha y aguacate

Esta versión es una de las más parecidas a la receta original, contiene pepino, ajo, cebolla y aceite de oliva, aquí la diferencia se encuentra en el ingrediente principal, que ahora pasa a ser remolacha y deja de ser tomate. Esto le aporta una considerable cantidad de vitaminas, minerales y fibra, que la variante clásica no tiene en su composición nutricional.

Gazpacho de tomates verdes

Es una opción que se acerca a la receta original, puesto que es elaborado con tomate verde. Debes agregar apio, pimientos o guisantes, si así lo deseas. Puedes ingerirlo como un aperitivo nutricional, lo cual es sumamente beneficioso para tu salud, pues esta fruta base contiene calcio, fósforo y vitamina C.

Gazpacho de melocotón

Existen muchas personas que consideran que el gazpacho debe llevar pan para espesar, pues es uno de los ingredientes principales de otras sopas cremosas, como lo es el salmorejo. Sin embargo, para esta receta, la presencia del pan no es necesaria, ya que el durazno por sí solo le dará la consistencia deseada. Se prepara igual que la versión clásica.

Variar la presentación

Una forma de incentivarte para incluir esta comida en tus menús semanales, es intentar variar la presentación en la que la ingieres; es una de las ventajas del gazpacho, puesto que variedad de ingredientes permiten realizarlo e ingerirlo en diferentes presentaciones. Algunas de ellas pueden ser:

  • En sopa o crema espesa: esta es la presentación habitual.
  • Como aperitivo: lo puedes realizar y colocarlo en vasos de tu preferencia.
  • En salsas: puedes realizarlo un poco más espeso, añadiendo pan blanco molido o triturado para espesar y acompañar tus almuerzos, o simplemente servir en un bowl para ofrecer a tus invitados, acompañado de unas tortillas naturales.

Formas de incorporar el gazpacho a la dieta