domingo 26/9/21

Solución a la baja talla infantil y el enfoque nutricional para mejorar el crecimiento

La alimentación, las proteínas. fortalecer los músculos, no hay que desatender ninguno de los consejos para lograr desarrollar nuestro cuerpo y organismo en la etapa del crecimiento
Solución a la baja talla infantil
Solución a la baja talla infantil

Cada vez más los informes de organismos internacionales insisten en la necesidad de promover el conocimiento sobre este concepto, baja talla infantil: enfoque nutricional para mejorar el crecimiento; y es porque en la alimentación está la clave de un sano desarrollo en los niños.

Atender las condiciones que inciden en la desnutrición y el padecimiento de enfermedades que determinan la talla y el peso de la población infantil, es una tarea consagrada en múltiples resoluciones mundiales, que implica planes de ayuda gubernamental. Al no cumplirse, las consecuencias arropan la vida de muchas naciones, en la que sin duda queda comprometido el futuro de nuevas generaciones.

Ayudar al organismo a crecer

Una base importante para ayudar al organismo a crecer, es el descanso y las horas de sueño. Generalmente, los bebés duermen durante buena parte del día y no es casualidad que nos digan que están creciendo. Sin embargo, es la alimentación la parte más importante en el desarrollo corporal del ser humano.

Por ese motivo, resulta esencial tener una guía médica para la adecuada selección de la dieta, ya que es determinante, sobre todo en los primeros años de vida.

El calcio, las vitaminas, el hierro y las proteínas, son los nutrientes que otorgan mayor calidad en la alimentación. Consumirlos de forma equilibrada y proporcionarlos a los niños a través de suplementos recomendados por especialistas, es fundamental para tener un organismo sano.

Atender músculos y huesos

Una guía nutricional publicada por Hospitales Ángeles de México, indica que el crecimiento está muy ligado a la genética familiar, que además determinan la estatura final. Y aunque no hay evidencia científica de que se pueda ser más alto después de la etapa de desarrollo, algunas pautas nutricionales pueden ayudar en la reparación de los procesos de recuperación del cuerpo.

La clave del crecimiento está en los músculos y en los huesos, de ahí la importancia de ofrecer a los niños una dieta rica en fósforo y magnesio, además del calcio. Una correcta nutrición en la infancia y la pubertad, ayuda a la formación de nuevos tejidos, para lograr el alargamiento muscular y fortalecer los huesos.

A medida que el niño va evolucionando, resulta indispensable incluir más nutrientes y complejos vitamínicos, y asegurar una buena ingesta de agua. Se debe privilegiar el consumo de líquido natural por encima de las bebidas carbonatadas y excesivamente dulces.

Solución a la baja talla infantil y el enfoque nutricional para mejorar el crecimiento

Base de proteínas

EL consumo de proteínas es básico en la alimentación de niños y adolescentes.  Alimentos como carne, pollo y ciertos cortes de cerdo, así como los lácteos y sus derivados (queso, sueros, yogurt, entre otros), deben llenar los requerimientos diarios de niños y adultos.

Debemos incluir también los huevos, ya que su principal función metabólica es ayudar en la formación de tejido nuevo, además de que es una importante fuente de aminoácidos para estimular las hormonas del crecimiento.

Vitaminas

Estas son fundamentales para el metabolismo, ya que intervienen en el intercambio gaseoso entre la irrigación de sangre hacia los diferentes tejidos del cuerpo. Además, actúan en la síntesis del colágeno.

Por esta y muchas otras razones, es de vital importancia consumir frutas, alimentos cítricos, verduras frescas y otras fuentes de vitamina A y E. Todas son responsables, en gran medida, de la regeneración de los tejidos que han sufrido alguna lesión.

Minerales e hidratos de carbono

Aunque ya he mencionado la importancia de consumir calcio, no está de más recordar que es imprescindible para un buen crecimiento. Este se halla en la leche, pero también en el pescado, legumbres y frutos secos. Igualmente, son fuentes de fósforo; mientras que el hierro está presente en la carne, verduras de hoja verde y cereales integrales.

El hidrato de carbono se encarga de proporcionar energía y preservar las proteínas para un correcto desempeño.  Se pueden combinar los de absorción lenta (Legumbres, verduras, cereales) y los de absorción rápida, como azúcares presentes en las frutas.

Grasas insaturadas

Las grasas también ayudan a proteger el organismo, y sobre todo, al sistema cardiovascular. Las grasas que aportan algunos tipos de semilla y el aceite de oliva, contribuyen a la formación y lubricación de las membranas que recubren los órganos.

Siempre es importante atender los llamados de atención del cuerpo. En los niños, los síntomas de trastornos sirven para comprender cuándo el organismo no está actuando de manera correcta, y uno de los signos más evidentes de algún trastorno sigue siendo la talla, es decir, el tamaño que el cuerpo alcanza en sus diferentes etapas de crecimiento y hasta pasada la pubertad.

Factores que inciden en desarrollo del niño

Hay muchos factores que inciden en el crecimiento de los niños, y en el desarrollo de su talla y su peso.  Aquí pueden ser determinantes la producción de hormonas, enfermedades de base, cargas hereditarias y hasta el ambiente que lo rodea, incluso desde el vientre materno.

Es importante que los padres aprendan a identificar esos factores y detectar cuáles son los que están interfiriendo en el sano crecimiento de sus hijos. La ayuda del especialista es fundamental para vigilar la producción de las hormonas de crecimiento.

También es importante vigilar el funcionamiento de la tiroidees, ya que en esta glándula se produce la función química necesaria para que la hormona del crecimiento realice su trabajo. También, la paratiroides asegura los niveles adecuados de calcio para el crecimiento de los huesos.

Prevenir trastornos y enfermedades

Para prevenir trastornos y enfermedades es importante seguir la evolución del niño en su control pediátrico. Se habla de baja talla infantil cuando las mediciones encuentran -2 desviaciones estándar de la media en la población de igual edad o sexo. 

Por este motivo, organismos como Unicef promueven campañas de orientación y ayuda en las naciones de más bajos índices económicos, donde las estadísticas señalan graves problemas de talla por fallas en planes de acceso a los alimentos.

Así que si oyes hablar del concepto “baja talla infantil: enfoque nutricional para mejorar el crecimiento”, ten en cuenta que nos invita a revisar los patrones de la dieta y comprobar cómo inciden en el desarrollo corporal de los niños. A lo mejor no se alcanza a los más altos del mundo, los holandeses, pero algo se consigue.

Solución a la baja talla infantil y el enfoque nutricional para mejorar el crecimiento