martes. 05.07.2022

Faltan 350 días para el Domingo de Ramos de 2020

La procesión del Resucitado culmina una Semana Santa con muchas luces y solo enturbiada dos días por la meteorología 

Faltan 350 días para el Domingo de Ramos de 2020

La procesión del Resucitado culmina una Semana Santa con muchas luces y solo enturbiada dos días por la meteorología 

Todo se ha consumado. El gozo de la Resurrección ha dado por concluida una Semana Santa con muchas luces y solo enturbiada dos días por la meteorología. La lluvia o amenaza castigó con severidad al Miércoles Santo y el Jueves Santo obligó a Oración en el Huerto a volverse por el Campo del Sur hacia San Severiano.

Faltan 350 días para el Domingo de Ramos de 2020. Los calendarios ya comienzan a marcar la cuenta atrás para el esperado 5 de abril de 2020. Es tiempo de resúmenes, balances y análisis. Pero de todo eso ya nos ocuparemos a partir de mañana.

Antes habría que detenerse un momento en la gloria de la Resurrección. Una lástima que en Cádiz no se celebre como merece. La procesión que encierra el verdadero sentido con el que se culmina la Pasión no está a la altura de una celebración que aspira en la Tacita de Plata, por su enorme grandeza, a ser declarada de Interés Nacional.

Al igual que en años anteriores exiguas representaciones, limitadas a las cofradías que se encuentran hermanadas con la de la Resurrección, que antecedían a un cortejo integrado por un unos 50 hermanos con cirios y varas.

En la presidencia, la representación del Consejo Local, con su máximo mandatario Juan Carlos Jurado a la cabeza, secundado por el hermano mayor de Columna, Jesús Farrujia, el director espiritual, Óscar González, y el pregonero de la Semana Mayor de 2019 Vicente Rodríguez.

Precisamente, el referido exaltador, tan ligado a la corporación de San Antonio, tuvo el honor de ordenar la primera levantá cuando el misterio comenzaba a enfilar la plaza de San Francisco. Como curiosidad señalar que el acompañamiento musical corrió a cargo de la Agrupación Musical Ecce-Mater, tan solo presente en su ciudad en esta jornada.

Con puntualidad sobre el horario previsto, el desfile se adentraba en la sede canónica para cumplimentar su recogida a las ocho y media de la tarde. Es momento de nostalgia, de recuerdos, de revivir mentalmente instantes irrepetibles. Pero, sobre todo, de empezar a pensar en el próximo año.

Faltan 350 días para el Domingo de Ramos de 2020