martes 22/6/21

No, el padre y la pequeña Anna no están localizados todavía

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias confirma que Tomás y Anna Gimeno aún no están localizados como han relatado algunos medios
Olivia, Anna y Tomás Gimeno
Olivia, Anna y Tomás Gimeno

Si bien según la Radio Televisión Canaria en su programa buenas tardes Canarias han informado que la Guardia Civil informó de la localización de los cuerpos de la pequeña Anna de un año y del padre, Tomás Gimeno, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias desmiente este hallazgo. Al menos a primera hora de la noche, no habría confirmación real al respecto.

Hay que reseñar que el robot del buque Ángeles Alvariño sigue por tanto sus tareas de rastreo en la zona Sur de Tenerife y habría comprobado el contenido de otra maleta que supuestamente estaba vacía.

El cuerpo de Olivia, la mayor de las hermanas, se encuentra en el Instituto Anatómico Forense de Tenerife, en La Laguna. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) indicó que el cuerpo fue hallado a mediodía de este jueves a unos 1.000 metros de profundidad, concretamente a unas tres millas de la costa tinerfeña.

Hay que reseñar que la pequeña Olivia se encontraba en el interior de una bolsa de deportes amarrada a un ancla. Ya el día 8 de junio se halló en la zona una botella de oxígeno y una funda nórdica que pertenecen al padre de las menores, lo que hizo centrarse en dicha zona la investigación.

El Tribunal Superior de Justicia desmiente que estén localizados Anna y Tomás

Estas fuentes judiciales desmienten a lo comentado y avanzado en el programa Buenas tardes Canarias del que se habían hecho eco varios medios digitales de las islas, en las que señalaban que fuentes de la Guardia Civil habían confirmado que también se habían localizado en el fondo del mar los cuerpos de la pequeña Ana y de Tomás Gimeno.

Concretamente indicaron que las últimas informaciones apuntadas por la Guardia Civil indicaban que los cuerpos de la pequeña Ana y de su padre estarían también localizados en el lecho marino de esa zona.

Sin embargo, como ya hemos relatado, la autoridad judicial que instruye este caso desmiente rotundamente que hayan sido encontrados estos cuerpos.

En estos momentos ya se trabaja en la hipótesis de que Tomás Gimeno preparó varios lastres para lanzar al fondo del mar a sus hijas y después hacerlo él mismo. Según las horas en las que se baraja la investigación el primer lastre habría sido lanzado entre las 21:30 horas y las 23:30 de la noche.

Luego regresó a puerto. Ahí al menos lo sitúan las antenas de teléfono por las llamadas que la madre de las niñas le realizó. Posteriormente se quedó sin batería y una patrulla del Servicio Marítimo incluso lo paró por estar de madrugada saltándose el toque de queda, pero en el registro que le hicieron en la embarcación no encontraron nada porque ya se habría deshecho de las niñas. A la 1:30 horas de la madrugada, la madre logró hablar con Tomás Gimeno y este le aseguró que se iba lejos con las pequeñas. Sin embargo habría vuelto a la zona desde donde lanzó a las pequeñas.

No, el padre y la pequeña Anna no están localizados todavía