martes 22/6/21

Sucesos Sevilla: Un policía confirma las declaraciones en las que El Moco se sitúa en la calle del crimen

El Moco se contradijo en varias ocasiones durante su comparecencia en la fase de instrucción del caso

La Audiencia de Sevilla ha celebrado en el día de hoy la tercera sesión del juicio con jurado popular contra Abel M.L., alias El Moco
La Audiencia de Sevilla ha celebrado en el día de hoy la tercera sesión del juicio con jurado popular contra Abel M.L., alias El Moco

La Audiencia de Sevilla ha celebrado en el día de hoy la tercera sesión del juicio con jurado popular contra Abel M.L., alias El Moco. Varón acusado de asesinar a Dolores Ortiz, la vecina de San Juan de Aznalfarache cuyo cadáver fue descubierto la madrugada del 1 de febrero de 2020 en la plaza de Blas Infante.

Durante la sesión judicial han comparecido varios agentes de la Policía Nacional que participaron en la investigación del crimen, después de que el acusado asegurase en su comparecencia que "nunca" agredió ni amenazó a la víctima, achacando a las drogas o "el mono" determinados aspectos de sus comparecencias previas en la fase de instrucción y las "contradicciones"; que le atribuye la Fiscalía con relación sus comparecencias previas ante la Policía Nacional o el juzgado instructor del caso.

El acusado propició más de 23 golpes con un objeto contundente y con borde mientras la victima consumía droga

Un subinspector de la Policía Nacional ha explicado que cuando él desembarcó en la escena del crimen eran aproximadamente las 6:30 horas de la madrugada, el acusado, expareja de la víctima y toxicómano al igual que ella, habría asesinado a la víctima entre las 4:30 y las 5:30 horas propiciándole más de 23 golpes con un objeto contundente y con borde mientras estaba acuclillada y cubierta por un abrigo fumando droga.

Además indica que cuando el acusado compareció ante los agentes por primera vez en calidad de testigo, manifestó que la noche de los hechos habría regresado a su hogar "a las 5,30 horas" de la madrugada, mientras en su segunda comparecencia, ya como detenido, habría fijado "a las 6,30 horas" el momento de la vuelta a su residencia.

En sus dos primeras comparecencias policiales, Abel M.L. se situaba a sí mismo fuera de su vivienda en el lapso horario en el que habría acontecido el crimen, perpetrado entre las 4:30 y las 5:30 horas de la madrugada según la investigación policial. Durante su declaración en el juicio, El Moco aseguró que fue a las 3:30 horas de la madrugada cuando recaló en su vivienda y su hermano le "abrió la puerta" de la misma, señalando la fiscal del caso sus "contradicciones" con relación a su comparecencia en la fase de instrucción del asunto.

Las comparecencias policiales fueron realizadas con todas las garantías y cumpliendo todos los requisitos

El Moco alegaba que si lo dijo de tal manera fue porque entonces estaba "bajo los efectos de la droga" o con "el mono". Así, Abel M.L. encuadraba sus declaraciones en la fase de instrucción el caso en que "estaba ya malo" por el síndrome de abstinencia tras su arresto y "no era consciente" de lo que decía, asegurando que la Policía Nacional le "insistía" para que confesase el crimen, pero él es "inocente".

No obstante, este subinspector de la Policía Nacional ha asegurado que las comparecencias policiales del encartado fueron realizadas con todas las garantías y cumpliendo todos los requisitos. Igualmente, este agente ha señalado la localización en el entorno de la escena del crimen de un "gorro de lana" que contenía rastros genéticos del acusado, toda vez que la defensa de Abel M.L. viene avisando de que no media "ninguna prueba" que demuestre como tal que el acusado fuese quien perpetró el asesinato de la que fue su expareja, dos de cuyas amigas declaraban durante el juicio que la misma tenía "miedo" de él y que le había agredido en ocasiones previas.

Sucesos Sevilla: Un policía confirma las declaraciones en las que El Moco se sitúa en...
Comentarios