martes. 16.07.2024
David Galván | Plaza 1
David Galván | Plaza 1

Plaza de Las Ventas (Madrid), miércoles, 22 de mayo de 2024. Corrida de toros organizada por la empresa Plaza 1 como decimosegundo festejo de la Feria de San Isidro. Tarde de cielo enmarañado con algo de viento. Tres cuartos de entrada. Preside Víctor Oliver Rodríguez. Ameniza la Banda de Música de la Plaza, dirigida por Rafael Zahonero.

Se lidian seis toros de la ganadería de El Torero (que pasta en El Bosque, Cádiz), cinqueños, con pesos entre 523 y 582 kilos, de gran presentación y juego irregular. En el arrastre, el cuarto tiene ovación y el quinto, palmas.

  • David Galván, casi entera de efecto rápido; ovación saludada tras ligera petición de oreja. Gran estocada; oreja.
  • Álvaro Lorenzo, pinchazo y entera de efecto rápido; silencio. Pinchazo y honda, tras aviso; silencio.
  • Ángel Téllez, media tendida y descabello, tras aviso; silencio. Seis pinchazos y cinco golpes de descabello, tras dos avisos; silencio.

Incidencias: entre los piqueros, destaca Esquivel (de la cuadrilla de Galván) en el primer toro; entre los banderilleros, Juan Carlos Rey y David Pacheco (de la cuadrilla de Galván) y Juan Navazo y Toñete (de la cuadrilla de Téllez), que se desmonteran en el cuarto toro y el sexto, respectivamente. Ángel Téllez sufre dos revolcones y al final del festejo pasa a la enfermería.

David Galván | Plaza 1
David Galván | Plaza 1

Comentario

En esta Feria de San Isidro, que está batiendo records de asistencia de público, nos presenta la empresa de Simón Casas una corrida con hierro de garantía. El Torero es una de las ganaderías que mejor cartel tiene en los últimos años y en este que corre lleva lidiados seis festejos, con dos rabos cortados y un indulto; la temporada pasada aquí en Madrid se dejó cortar una oreja. Acuden tres toreros que desean dar la campanada definitiva en sus carreras.

El año pasado David Galván toreó en España catorce veces y salió a hombros trece; añadamos en el recuento dos indultos. Álvaro Lorenzo toreó doce veces y cortó quince orejas y un rabo; ésta es su primera de 2024. Ángel Téllez firmó diecisiete actuaciones con catorce orejas y un rabo; en 2022 fue el triunfador de San Isidro.

David Galván

David Galván  (de azul y oro), en su primero, con arboladura impresionante, tiene problemas al recibirlo porque echa las manos por delante, no humilla y acaba desarmando. En el caballo empuja con la cara alta pero mete los riñones y recibe puya buena; en la segunda se rehúye. Buena es la labor de Rojas y Pacheco en los palos aunque en el tercer par obliga a pasar en falso. Brinda al público e inicia por alto en los medios ante una embestida descompuesta. Da distancia y en las dos tandas siguientes viene como un tren, que luego pasa a calamochear, respondiendo el de San Fernando con firmeza.

Por el pitón izquierdo mejora un poco pero sigue la descompostura, a lo que David opone compostura sobre la arena. A diestra de nuevo, sigue saliendo con la cabeza alta y distraído en otras dos tandas, en las que hay aguantar todo lo que viene barriendo en el aire el astifino burel. Unas manoletinas, citando de frente y aguantando, ponen broche a una faena de disposición que ha percibido el público, lo que se certifica en la petición tras doblar el toro, sustituida luego por ovación.

David Galván | Plaza 1
David Galván | Plaza 1

El segundo de Galván

A su segundo, Embeodado de nombre, le da recibo sin retenerlo por su comportamiento abanto. Sigue en ese plan por toda la plaza y con la cara por las nubes; desconcierta su mansedumbre huidiza en un toro de esta ganadería, una de las más solventes del campo bravo. Cuando recibe el hierro, que cae trasero, se emplea algo pero al poco sale a su aire y anda Rojas a maltraer.

Rey y Pacheco muestran con los palos su seguridad y capacidad de aguante ente un ciclón de peligros. Inicia por doblones de tablas a medios consintiendo y engolosinando al animal; continúa genuflexo en la siguiente tanda con la idea de retener a uno que no asegura colaboración. Después viene el toreo vertical y la suavidad tomando las alturas al pupilo de Lola Domecq.

Con la izquierda tenemos el toreo de frente, con ritmo y estética, y el bicho ya está dominado, hasta un pase de pecho como cartel. Coge el estoque porque no quiere alargar lo que es valioso; genuflexo, rememora las maneras de Enrique Ponce, en faena sin embargo personal, y se va a las poncinas, con un cambio de manos para dejar claro que el toro está sometido, un toro que parecía la excepción maldita de una gran ganadería.

Entra a matar con convencimiento y el público queda también convencido de la madurez de este torero comprometido que, aquí, en 2016 cortó una oreja, pagada con sangre, en el único toro que entonces pudo lidiar. Ahora la emoción le puede y su llanto íntimo declara lo que ha sufrido y esperado, durante años, para cuajar un toro como acaba de hacer (bendito llanto).

Álvaro Lorenzo

Álvaro Lorenzo (de grana y oro), a su primero, mulato y con velas de quitar el hipo, lo lancea corriendo para atrás aunque el toro mete la cara. Levanta al caballo en un romaneo espectacular pero al salir dobla las manos; en la segunda visita cumple. El rehiletero Miguel Ángel Sánchez anda eficaz como suele y Fernando Sánchez, espectacular como también suele.

Brinda al público e inicia en los medios con un animal que no exhibe demasiadas fuerzas aunque acude con franquía; pronto se le acaba la chispa. Por el pitón izquierdo va revolviéndose con mayor rapidez; dos tandas, más o menos limpias, le acaban de quitar las fuerzas. A diestra de nuevo, insistimos pero no hay transmisión al público.

Álvaro Lorenzo | Plaza 1
Álvaro Lorenzo | Plaza 1

El segundo de Lorenzo

A su segundo, armónico, aplica verónicas ganando terreno aunque dando pasito atrás. En el caballo es cogido un poquitín trasero y empuja con un cuerno; la segunda puya es moderada pero mete riñones; Téllez quita por verónicas y media a uno levemente desentendido. Tras un inicio por doblones avanzando, opta por dar tiempo entre serie y serie, con una tercera tanda dominadora. Al natural hay buenas embestidas y buenos pases. Con todo, la faena tiene altibajos. 

Ángel Téllez

Ángel Téllez (de blanco y plata), en su primero, algo atacado y relativamente más cómodo de cara que sus hermanos, lancea sin mucho asienta mientras lo saca a los medios. Se emplea bien en el caballo aunque le tapan la salida; la segunda puya es rectificada. Reservado en palos, obliga a pasar en falso varias veces.

En el inicio por doblones suelta el funo algunos tornillazos que definen lo que va a ser, un animal sin empuje con preferencias por salir con la cara alta, exigiendo a su torero que se mantenga firme. Las embestidas son mayormente violentas y salpimentadas con parones y alguna coz. Por el pitón izquierdo siguen las dificultades y Téllez sólo puede oponer esfuerzo y mérito.

El segundo de Téllez

En su segundo, mulato listón y serio, no hay gran cosa con el capote por su embestida pegajosa aunque sí excesivos capotazos. Cabecea en el peto y sale con debilidad; el quite va por chicuelinas ante uno que se revuelve violento; tras la segunda visita se lleva la puya colgada, en un momento digno de evitar. Las banderillas regalan un buen tercio.

En la muleta el toro presenta dificultades e intenta colarse en más de una ocasión; el torero muestra ganas de someterlo sin sacar gran cosa, siendo desarmado e incluso sufriendo dos volteretas que pudieron tener peores consecuencias. Con la espada hay un auténtico sainete. Éste no es el Ángel Téllez que enamoró en pasados sainsidros.

Ángel Téllez | Plaza 1
Ángel Téllez | Plaza 1

Salida

Ha faltado poco para que la tarde se cerrara con la apertura de una puerta grande, pero de lo que no cabe duda es que hemos visto una de las faenas más destacadas en lo que va de serial; breve, dominadora, artística, en cualquier otra plaza habría significado las dos orejas. Podemos decir que David Galván se lleva una oreja de mucho peso.

Es una buena noticia, sobre todo en un torero que lleva muchos años sin desfallecer esperando un reconocimiento como el que hoy ha obtenido en Madrid. Es verdad que no es la primera oreja que corta en Madrid pero, tras unos acartelamientos en la capital con altibajos, hoy ha convencido al público de Las Ventas. Nos alegramos y esperamos que esto sirva para que su carrera se enfile definitivamente hacia el éxito profesional que tanto ha perseguido (y que tanto le hemos deseado).  

En Madrid, David Galván convence