jueves. 13.06.2024
Talavante y Roca a hombros | Marciano Breña
Talavante y Roca a hombros | Marciano Breña

Jerez de la Frontera (Cádiz), viernes, 10 de mayo de 2024. Corrida de toros organizada por la empresa Funtausa como segundo festejo de la Feria del Caballo. Tarde de sol y nubes con temperatura agradable. Lleno. Preside Fernando Núñez. Ameniza la Banda de Música “Acordes de Jerez”, dirigida por Domingo Díaz.

Se lidian seis toros de Jandilla (que pasta en Mérida, Badajoz), con pesos entre 450 y 500 kilos, de presentación muy justita y juego soso. En el arrastre, el primero y el segundo tienen palmas y el quinto, ovación.

  • Alejandro Talavante, estocada trasera y desprendida; dos orejas. Pinchazo y honda trasera y tendida y descabello; palmas.
  • Andrés Roca Rey, pinchazo tras aviso y entera arriba de efecto rápido; una oreja. Gran estocada arrancando; dos orejas.
  • Pablo Aguado, pinchazo y entera con derrame; silencio. Pinchazo y entera en su sitio; una oreja.

Incidencias: suena el Himno Nacional antes de iniciarse el paseíllo. Entre los piqueros, destaca Mario Benítez (de la cuadrilla de Aguado) en el tercero; entre los banderilleros, Javier Ambel y Manuel Izquierdo (de la cuadrilla de Talavante) y Antonio Manuel Punta (de la cuadrilla de Roca Rey), que se desmonteran tras banderillear el cuarto toro y el quinto, respectivamente. Talavante y Roca Rey salen a hombros.

Pablo Aguado | Marciano Breña
Pablo Aguado | Marciano Breña

Comentario

En una escueta feria taurina del Caballo los carteles lucen nombres atractivos pero que no presentan novedad ninguna en esta plaza. Hay lleno de público y uno se pregunta si es porque está anunciado Roca Rey o porque durante el año no hay más festejos en esta ciudad. Es verdad que Roca lleva saliendo a hombros varias veces aquí.

Alejandro Talavante

Alejandro Talavante  (de verde botella y oro), en su primero, bragado y cómodo, saluda con farol, verónicas y delantales suaves y jaleados mientras avanza al tercio, donde remata con media. El toro empuja en el caballo, levantándolo, mientras el jinete lo defiende y da puya breve; pega una costalada al empezar el quite, que luego transcurre por gaoneras, media y brionesa en la boca de riego. Los pares son eficaces. Brinda al público y éste grita entusiasmado porque la montera cae boca abajo; hasta ese punto ha caído el público de esta plaza, prestigiosa en otro tiempo.

Inicia con estatuarios y trincherazos avanzando hacia el centro, para seguir con tanda de mano baja, jaleada; en la siguiente el animal sale con la cara altita y dejando algún parón. Por el pitón izquierdo humilla y se desplaza algo más pero no mucho y se remata con molinete invertido.

A diestra de nuevo, una tanda corta se tiñe de fantasía, con arrucina, arrimón y luquinas. En la tanda, breve, de preparación intercala alguna manoletina. Las palmas al arrastre no están demasiado justificadas y las dos orejas parecen muy baratas.

Alejandro Talavante | Marciano Breña
Alejandro Talavante | Marciano Breña

El segundo de Talavante

A su segundo, cornidelantero, le da un recibo visto y no visto. Hay puya sin entrega del bicho. Vemos un gran tercio de banderillas a cargo de Javier Ambel y Manuel Izquierdo, que se desmonteran merecidamente. Arranca la faena en tablas con la mano izquierda. Con la derecha, en el tercio sale tanda buena y breve, seguida de otra en redondo, aplaudida.

Por el izquierdo humilla sin vehemencia y el de Badajoz baja la mano; luego cita de frente, siguiendo con la mano baja y el bicho hocica, mientras los pases salen de uno en uno hasta un desplante novilleril en que el diestro tira aparatosamente la muleta como si la faena hubiera terminado después de un “no va más”. La faena sigue con la derecha, de uno en uno, con mano baja y aplausos altos.

Alejandro Talavante | Marciano Breña
Alejandro Talavante | Marciano Breña

Roca Rey

Roca Rey (de marino y oro), a su primero, colorado y bien armado, tarda en fijarlo pues no toma bien la capa y lo lleva hasta el tercio, donde la revolera es lo más meritorio. En el caballo se duele con el hierro y se va de naja dos veces; en la boca de riego hay un quite de frente por detrás con brionesa, aplaudido. Los palos son mejorables.

Brinda al público e inicia por alto con algún molinete y el toro va con la cara alta; sigue en los medios tanda en redondo bajando ahora la cara, con aplausos; en la siguiente hay ligazón terminando con un pase de pecho que se convierte en circular cómodo; sigue otra, donde hay humillación por parte del toro y pases de látigo con talón levantado por parte del torero. Con la izquierda hay toreo con más mando, mientras sigue la humillación, y aplausos; sigue tanda más apasionada y el toro va a más. Termina con bernadinas apasionadas pero al final hay un desarme.   

El segundo de Roca

A su segundo, armónico, saluda con lances avanzando y toreando con el cuerpo, completando con dos o tres chicuelinas sin mucho aquél. En el caballo empuja con un cuerno, sin desprenderse, y es mal picado, con pitos al piquero. Hay buen tercio de palos, con Antonio Manuel Punta (en la cuadrilla desde este año) y Paquito Algaba (veterano en las filas).

Brinda a un particular y da buen inicio por estatuarios, avanzando al tercio con molinete bajo y el de pecho; en los medios hay tanda en redondo con uno que parece que se rebosa, pero hay desarme; sigue otra en redondo, breve, y va bien; hay otra en que va lejos y se vuelve, con mejor embroque en los círculos cortos.

Roca Rey | Marciano Breña
Roca Rey | Marciano Breña

Con la izquierda hay buena, humillando y rebosándose; a la siguiente serie hay trazos largos y el funo parece apuntar a tablas. A diestra de nuevo, sale suelto y se vuelve por el lado contrario, por lo que tiene que retenerlo con circular largo, donde sufre un revolcón. Ya en tablas, vemos manoletinas y luquinas hasta que definitivamente se raja de manera descarada. Este toro nos ha engañado. El presidente saca el primer pañuelo antes incluso de levantarse para devolver el saludo al matador, sin respeto a los tiempos y al ritmo del espectáculo (¿dónde enseñarán a los presidentes a ser presidentes?).

Pablo Aguado

Pablo Aguado (de sangre de toro y oro), en su primero, clorado chorreado y bonito, saluda con lances suaves, avanzando despacio, y dos medias en el tercio. Hay buena pelea, levantando al caballo, y buena puya, con aplausos. Los rehiletes son mejorables.

Inicia faena con doblones genuflexos y luego por alto, en redondo, con temple, todo sin solución de continuidad; sigue, en el tercio, tanda en redondo con molinete de la casa (vertical, suave, de ballet); hay nueva tanda con gusto, con tiempo, rematando con molinete invertido y con molinete directo. Con la izquierda hay toreo de frente, a pies juntos, con cintura girando hasta atrás. De nuevo a diestra, otro molinete de la casa abre tanda en que él pone todo, con delicadeza, ante uno venido a menos.

El derrame tras la estocada un punto delantera y casi perpendicular tapa las hechuras finísimas de la faena, que queda silenciada. ¿El público es sensible a los derrames? ¿o el público no tiene sensibilidad para percibir la elegancia?

Pablo Aguado | Marciano Breña
Pablo Aguado | Marciano Breña

El segundo de Aguado

En su segundo, con poca romana, cornidelantero y abanto de salida, hay lances avanzando y dos medias a uno que le cuesta quedarse en el capote. Lo lleva al caballo por chicuelinas al paso, con recuerdos a Rafael de Paula, y media muy ceñida, para puya breve entre rayas, con protesta del público. Quedan bien los tres pares, con Diego Ramón Jiménez estupendo.

Brinda al público y hay un gran inicio por alto con muñeca proverbial, para seguir una tanda en redondo con aplomo, muy aplaudida. Con la izquierda, tiene que tirar con aplomo de un animal sin empuje que va con la cara a media altura, animando con algún molinete de la casa. Traza una trincherilla y acorta distancia pues no hay fuerzas en el jandilla, terminando con toque de pitón ante el reconocimiento caluroso, ahora sí, del público. La preparación va por kikirikí y molinete invertido.

Salida

Parece que ha habido muchas orejas. Así no se sube la categoría de la plaza, desde luego. Los toreros saben de antemano que aquí vienen a triunfar. El hispano-peruano sigue reinando. El año 2018 titulamos nuestra crónica “Roca es Rey de Jerez”; en 2023 dijimos que Roca es más Rey de Jerez. Ahora decimos que Roca sigue reinando en Jerez.

Roca sigue reinando en Jerez