viernes. 31.05.2024
imagen
imagen
Manuel Escribano | Arjona
Manuel Escribano | Arjona

Plaza de la Real Maestranza de Sevilla, sábado, 13 de abril de 2024. Corrida de toros organizada por la empresa Pagés como séptimo festejo del abono de la temporada. Tarde de cielo azul y temperatura. Lleno de No Hay Billetes. Preside Gabriel Fernández Rey. Ameniza la Banda de Música “Maestro Tejera”, dirigida por José Manuel Tristán.

Se lidian seis toros de la ganadería de Victorino Martín (que pasta en Portezuelo, Cáceres), entre 505 y 565 kilos, cinqueños menos el segundo, bien presentados en tipo y con reparto irregular de fuerzas pero de comportamiento emocionante en general. En el arrastre, el tercero y el sexto son ovacionados.

  • Manuel Escribano, herido en su primero. En su segundo, estocada arriba; dos orejas.
  • Borja Jiménez, en el que mata por Escribano, estocada arriba; ovación saludada. En su primero, estocada tendida y trasera; una oreja. En su segundo, estocada algo trasera; ovación saludada.
  • Andrés Roca Rey, estocada honda algo trasera; silencio. Estocada algo desprendida; palmitas.

Incidencias: Manuel Escribano resulta cogido en el primero e ingresa en la enfermería pero sale para lidiar su segundo, soltado en último lugar. Con la pica destaca Tito Sandoval (de la cuadrilla de Jiménez) en el quinto. En banderillas apuntamos la actuación de Varela (de la cuadrilla de Jiménez), en el tercero.

El parte médico de Escribano dice: "Herida por asta de toro cara interna, tercio inferior del muslo derecho de 10 cm que afecta a tejido celular subcutáneo, sin compromiso vascular. Se realiza sutura bajo anestesia local. Buen pulso periférico en MID. Contusión costal derecha sin evidencia de fractura. Se comprueba buena ventilación en ambos campos pulmonares y auscultación torácica normal. Pronóstico: Menos grave".

Comentario

La Feria de Abril va encarrilada. Perera y Luque han abierto la Puerta del Príncipe y se han visto dos tardes buenísimas desde el punto de vista ganadero, la de Santiago Domecq y la de El Parralejo. Hoy toca Victorino Martín (que empezó a venir en 1996), triunfador del año pasado entre los ganaderos. El anuncio de su hierro ha sido suficiente para que fuera esta fecha una de las tres primeras en ver el cartel de “No hay billetes”.

Se anuncia Escribano, que nos trae recuerdos de su lidia al indultado Cobradiezmos (hoy hace justo ocho años) y de su faena a Patatero en 2023. Borja Jiménez triunfó en Madrid con los victorinos en la pasada Feria de Otoño y este año en Castellón; se propone matar este 2024 toda la camada de Victorino Martín. Roca Rey, por su parte, hoy es la primera vez que se anuncia con victorinos.

Manuel Escribano

Manuel Escribano (de café y oro), en su primero, bien presentado, se va a porta gayola y recibe con larga cambiada pero en el quinto lance de verónicas es cogido por el muslo derecho y luego por el costado al ser levantado del suelo. A pesar de su resistencia se lo llevan a la enfermería entre un profundo murmullo de la plaza. Borja Jiménez se hace cargo del toro. En el caballo no es muy castigado y pelea con la cara un poco arriba. En palos el toro no lo pone fácil.

Borja brinda a Escribano dejando la montera en la puerta de la enfermería. Tras una prueba por bajo hay dos tandas con la izquierda de uno en uno, pausadas y con algún natural muy bueno en cada una; por el pitón derecho se queda más corto y en un momento de recreo da un susto. De nuevo a zurda, hay una serie que resulta la mejor.

Manuel Escribano | Arjona
Manuel Escribano | Arjona

El segundo de Escribano

En su segundo, bien presentado, va nuevamente a recibirlo a porta gayola mientras el público en pie grita “torero, torero” y la banda arranca a tocar mientras camina cruzando el ruedo hasta hincarse de rodillas. El toro tarda en salir y los segundos son angustiosos, con la música en tono bajo. La larga cambiada es limpia y la banda ataca el volumen; durante la tanda de vibrantes verónicas la plaza ruge en olés y se pone en pie con sombreros lanzados a la arena.

Ante el caballo deja largo al toro, que acude presto y cumple bien; en la segunda también acude alegre. Cuando la cuadrilla se dispone a banderillear, el maestro ordena retirarse porque él decide parear. Uno al cuarteo y otro de dentro afuera son suficiente muestra de su enorme disposición mientras se retira a tablas cojeando. Brinda a su anterior apoderado José Luis Moreno.

Manuel Escribano | Arjona
Manuel Escribano | Arjona

Inicia en los medios por alto y pasa inmediatamente a torear al natural con un toro exigente. Con la derecha, afronta miradas espeluznantes y embestidas fieras. Al natural de nuevo aguanta todo lo que haya que aguantar. Acaba sacando tandas cuajadas y el público se levanta de los asientos. Todo es en el centro del ruedo. La estocada la ejecuta entrando de frente y pasa un momento apurado con hombría. Llega a pedirse el rabo. Tras la vuelta triunfal se va a saludar a la misma boca de riego.

Borja Jiménez

Borja Jiménez (de lila y oro), en su primero, que sale en tercer lugar, saluda en tablas con buenos lances mientras el toro embiste bien. Al salir del primer puyazo cae al suelo pero en ambas peleas humilla. Los palos permiten el buen hacer de Vicente Varela. Tras brindis al público, ya el trasteo por bajo deja ver la calidad del toro; a continuación hay dos tandas de naturales buenos.

Por el pitón derecho sale la emoción a borbotones entre toro y torero y el público estalla en aplausos; tras cambio de manos llega el toreo desmayado y recreado en giros ante la misma cara, hasta hacer levantarse al público. Un trincherazo y ayudados por bajo sirven de preparación para la estocada, que no resulta la mejor para rematar faena tan intensa y quizás hace bajar el premio de dos orejas a una.

Borja Jiménez | Arjona
Borja Jiménez | Arjona

El segundo de Jiménez

A su segundo, que sale abanto, lo recibe a porta gayola con larga cambiada y luego, en el lanceo, es desarmado. En el caballo empuja abajo mientras Tito Sandoval lo coge bien y es aplaudido; de segundas vuelve a picar bien y con medida. Las banderillas son manifiestamente mejorables.

En la muleta hay un toma y daca donde el toro se maneja con violencia y el torero sufre algunos desarmes antes de acoplarse y conseguir alguna ligazón (con algún pase de calidad), sin que en ningún momento el animal deje de mostrar su peligrosidad. La faena es por el pitón derecho.

Andrés Roca Rey

Roca Rey (de burdeos e hilo blanco), en su primero, cuatreño, astifino y ovacionado de salida, lancea en tablas y remata con buena media en el tercio. En el caballo primero empuja abajo y recibe puya fuerte y luego otra más medida con menos empleo; Jiménez quita por delantales y media abelmontada. El toro espera en banderillas.

En la muleta el toro blandea y, después de una fase de tanteo, el torero engarza los pases en una par de tandas pero el animal, que humilla, se para al final del pase y suelta tornillazos. Por el pitón izquierdo es mucho menos colaborador.

El segundo de Roca

A su segundo, serio, lo lidia de brega y lo lleva a los medios donde le da media. Sergio Molina da buena puya y luego puya cuidada; el quite va por lances a pies juntos (algunos los confunde con delantales) y media; contesta Jiménez con quite por dos chicuelinas y revolera. Viruta se muestra solvente en palos. Roca brinda a su antiguo apoderado José Antonio Campuzano.

Doblones y algún pase por alto muestran la decisión del torero al comienzo de la faena antes de tanda en redondo buena y de otra en que el toro pierde las manos. Con la izquierda saca embestidas más suaves en un par de tandas, donde hay que cruzarse. A diestra de nuevo salen dos grandes tandas con toro humillado; en la tercera el animal lleva la cara a media atura y se desentiende. La música no ha sonado en toda la faena y el público no ha sido lo caluroso que en otras ocasiones con otros.

Roca Rey | Arjona
Roca Rey | Arjona

Épica

La épica ha marcado la tarde. Las emociones, también. Los victorinos han exigido a los toreros y éstos han respondido. Jiménez, con poca experiencia aún con los victorinos, ya se ha convertido en un especialista en ellos; Roca ha solventado muy bien su debut con los de la A coronada y, sobre todo, Escribano ha puesto el ejemplo de superación, de heroicidad. Sólo en una plaza de toros se puede ver que el hombre sabe superar toda adversidad con su sola voluntad. Ha sido una tarde para recordar.

En Sevilla, Escribano pone la épica ante los victorinos