sábado 27/11/21

5 maneras de utilizar el boniato que no conocías

En este artículo explicaremos las 5 maneras de utilizar el boniato que puedes aplicar a tu rutina y, sin duda, te ayudarán
5 maneras de utilizar el boniato
5 maneras de utilizar el boniato

El Boniato, conocido también como Batata, papa dulce, patata o camote, es un alimento asado considerado parte de la gastronomía de Andalucía, concretamente de las provincias de Málaga, Cádiz, Sevilla, Huelva, y el municipio gaditano de Sanlúcar de Barrameda.

El boniato es un tubérculo que muchos han catalogado como milagroso, y si bien no es una cura para todas las dolencias, se ha confirmado que es muy bueno en muchos aspectos y que consumirlo en algunas comidas no es la única forma de obtener sus beneficios.

Por ello, en este artículo explicaremos las 5 maneras de utilizar el boniato que puedes aplicar a tu rutina y, sin duda, te ayudarán.

Estimula el crecimiento del cabello

Este tubérculo es ideal para el cuidado de nuestro cabello y su crecimiento; eso se debe a su contenido en vitaminas A, vitamina C y beta-carotenos. Para esto, se suele ingerir jugo de boniato o se aplica directamente en el cabello.

La vitamina A es un componente importante que ayuda a fortalecer el pelo y le otorga volumen, lo que es necesario para evitar su caída. También lo mantiene hidratado y sano, lo que genera que tenga su luminosidad natural.

La vitamina C está encargada de la producción del colágeno en el cuerpo, esto hace que las hebras del cabello de fortalezcan y permanezcan sanas, de esa forma, se previene su caída.

Los beta-carotenos son conocidos también por estimular su crecimiento y aportar brillo.

Rejuvenece la piel

Utilizar boniato como hidratante natural y rejuvenecedor también es posible, y es que además de ser una receta fácil de realizar, da grandes resultados en nuestra piel, principalmente en el rostro; esto por la misma presencia de la vitamina C.

La vitamina C es una sustancia que el cuerpo necesita para la regeneración de los tejidos de la piel y su nutrición. Esto le da elasticidad, elimina y detiene la aparición de arrugas y mantiene a tu piel sana.

Elimina el acné

El boniato es uno de los alimentos más recomendados en caso de tener espinillas o sufrir de acné. Esto resulta por los antioxidantes que contiene, los cuales se encargan de eliminar las toxinas que entran en el cuerpo, limpiando así los tejidos de la piel.

Son esas toxinas y otros residuos que se quedan entre los tejidos, los que provocan la aparición de espinillas. Una vez que los antioxidantes hayan realizado su labor, se podrá ver que en nuestro rostro irá disminuyendo el acné y evitará que se desarrollen problemas como la dermatitis.

Aporta energía

Hay muchos alimentos que son recomendados por la energía que nos aportan, y el boniato es uno de ellos. Este alimento es ideal cuando el cuerpo necesita un aporte energético de forma natural.

El consumo de boniato es bueno para nuestra salud y es una mejor alternativa a comer barras energéticas, ya que junto con la energía nos otorga otros nutrientes igual de necesarios para nuestro organismo.

Lo mejor de este tubérculo es que no debemos buscar alguna receta especial en la que podamos recibir sus beneficios, ya que aunque la comamos sola, en una ensalada o en jugos o batidos, vamos a recibir la energía y demás nutrientes que contiene.

Ayuda a disminuir la hinchazón de los ojos

El boniato también contiene propiedades antiinflamatorias y que logran reducir la pigmentación, estas son excelentes para eliminar bolsas en los ojos, hinchazón,  ojeras y arrugas que se encuentran en la zona.

Es tan fácil como cortar dos rodajas de este alimento y colocarlas sobre los ojos de 10 a 15 minutos, esto hará que actúe directamente sobre la zona afectada y, además de lograr que desaparezcan estas imperfecciones, va a mantener saludable la piel.

Estas 5 maneras de utilizar el boniato, a pesar de estar fuera del área de la cocina, son de gran ayuda para mantener a nuestro cuerpo sano, principalmente en el cuidado facial y del cabello.

5 maneras de utilizar el boniato que no conocías