martes 19/10/21

5 mitos sobre la mandarina

En este artículo vamos a comprobar que mitos son ciertos y cuales serán falsos a cerca de la mandarina
5 mitos mandarina
5 mitos mandarina

La mandarina es una fruta con múltiples propiedades que son muy buenas para nuestro cuerpo. Este cítrico contiene vitamina C, es saludable para la piel y con su pulpa puede hacerse zumo. Si toda tu vida has sido un completo fan de la mandarina, pero has escuchado rumores sobre ella que han evitado que la consumas en algún momento determinado, aquí voy a contarte los 5 mitos sobre la mandarina.

Para nadie es un secreto que esta fruta es la favorita de muchas personas alrededor del mundo; su sabor exótico y dulce ha cautivado el paladar de niños, adolescentes y adultos, y se ha convertido en una gran merienda después de los almuerzos. Pero ¿qué mitos serán ciertos y qué mitos serán falsos acerca de esta fruta? Acompáñame a descubrirlos a continuación:

Los diabéticos no pueden comer mandarina

No es de extrañarse que muchos hayan escuchado la afirmación: “Las personas diabéticas no pueden comer azúcar”. Pues me alegra decirte que esta afirmación es falsa, ya que en ella no toman en cuenta el tipo de azúcar que se ingiere, y en el caso de la mandarina, la cual es la más dulce de los cítricos, solamente contiene 9gr de azúcar por cada 100gr de peso; por lo tanto, no le causará ningún daño a alguien diabético en consumirla, pues el grado de azúcares es mínimo.

La mandarina y otros cítricos de color anaranjado broncean la piel

Aunque suene un poco extraño esta frase, realmente es cierta; esto tiene una explicación: la mandarina ¾así como otras frutas, como el melocotón y la naranja¾ contiene betacaroteno, que es un nutriente que al momento de llegar al intestino se convierte en vitamina A, y una de sus funciones principales es pigmentar la piel.

Sin embargo, no te asustes, no por ello quiere decir que debas dejar de consumir la mandarina u otros cítricos de color anaranjado porque pensarás que tomarás ese mismo color, solo es un llamado a regular su consumo.

Ayuda a digerir mejor los alimentos y a engordar menos

Este enunciado tiene un punto en contra y un punto a su favor. El primero se debe a que el estómago, sea la comida que sea, la digiere de igual manera, y el intestino absorbe todos los nutrientes, no importa el orden en que sean ingeridos.

Sin embargo, el punto a su favor es que al comer mandarina u otra fruta antes de alguna comida, disminuye la saciedad, por lo que al momento de pasar estos al estómago, ya este tendrá un espacio ocupado y puede haber la posibilidad de que comas menos, pero esto depende de la cantidad de almacenamiento de cada persona.

Tomar zumo de mandarina no es lo mismo que comer la fruta

Quizás te sonará familiar esta frase, ya que la gran mayoría de las personas la ha escuchado, ya sea de parte de su mamá, abuela, tía u otro familiar o conocido; pero esto es cierto, y se debe a que al hacer los zumos, la exprimidora se queda con gran parte de la mandarina ¾así como sucede para cualquier otra fruta¾, más que todo con la fibra soluble o pectina, la cual posee el efecto saciante y otras propiedades; y a falta de estas sustancias, hace que aumente el contenido calórico del zumo.

Ingerir zumo de mandarina en ayunas sirve para quemar grasas

Para el último de los 5 mitos sobre la mandarina, te cuento acerca de uno de los que más se ha escuchado rondar entre las personas, pero al mismo tiempo es de los más confusos. La confusión radica en que tomar el zumo de mandarina ¾o de algún otro cítrico como la naranja¾ en ayunas, ayuda a eliminar las grasas, mas no a quemarlas.

La explicación sobre esto se debe a que cualquier fruta que sea cítrica sirve para que la vesícula funcione mejor y pueda eliminar las grasas por medio del intestino.

5 mitos sobre la mandarina