lunes 6/12/21

5 mitos salmorejo

El salmorejo es una sopa de tomate fría, la cual fue diseñada para consumir en las épocas más calurosas del año, especialmente en Andalucía

5 mitos salmorejo
5 mitos salmorejo

El salmorejo es uno de los platos estrella de la gastronomía de la provincia de Córdoba. Este alimento está considerado como una especie de sopa fría, que se elabora mediante un majado de miga de pan, a la que se le incluye ajo, aceite de oliva, sal y tomates, siendo uno de los alimentos más reconocidos de Andalucía.

Muchos platos de la cocina tradicional española que han sido durante años elaborados de ciertas maneras específicas, han sufrido variaciones, y en la actualidad forman parte de la gama gastronómica que puedes disfrutar; sin embargo, siempre existen diferentes creencias de cómo preparar o no algún alimento, y hoy te voy a hablar de 5 mitos sobre el salmorejo.

1.Es solo para comerlo en verano

Uno de los mitos que se ha creado en torno al consumo del salmorejo, es que es una comida exclusiva para ingerirla en el verano. Nada más lejos de la realidad. Este plato tradicional de la cocina española puedes tranquilamente disfrutarlo en los meses fríos también. Al igual que otros platos europeos, es ideal para tomarlo durante el invierno.

Algunos argumentan que no conseguirás los ingredientes para su preparación durante estos meses de bajas temperaturas, porque es un plato para comerlo en verano. En el caso del tomate, hoy en día se cultiva en invernaderos, por lo cual lo hallarás fácilmente. Los otros elementos puedes conseguirlos en bodegones; asimismo, el salmorejo envasado se encuentra en el súper.

2.El salmorejo engorda

De acuerdo con sus propiedades nutritivas, esta rica preparación, si se ingiere en cantidades moderadas, no tiene por qué engordar. La combinación de sus ingredientes provee al organismo una equilibrada fuente de hidratos de carbono y vegetales, que representan un alimento balanceado que te proporciona energía.

La vitamina C que contiene el tomate, te ayuda a fortalecer tu sistema inmunológico; así como también posee potasio, que tiene efectos antioxidantes. Los ácidos grasos Omega 3 y el compuesto E que aporta el aceite de oliva, favorece la eliminación del colesterol malo, provocando la reducción de grasas en el organismo.

3.El salmorejo es igual al gazpacho

El gazpacho es otro plato tradicional de la cocina española que no es igual al salmorejo. La diferencia entre ellos, en primer lugar, es su consistencia, siendo el primero menos consistente. Esta popular receta, en cambio, es sumamente espesa, debido a uno de sus ingredientes principales: el pan, adoptando una textura similar a la de la mayonesa.

Otra de las diferencias principales es la base de los ingredientes secundarios. Mientras el salmorejo se prepara con tomate y pan, el gazpacho lleva otros elementos, como lo son: el pepino y el pimiento, que si bien le brindan ciertos nutrientes, altera el sabor, en comparación con la receta original.

4.Es un plato muy complejo

A diferencia de lo que piensan muchas personas, el salmorejo es una comida de preparación sencilla. No se necesita saber mucho de artes culinarias para preparar un buen plato de este tipo. A pesar de ser una de las comidas típicas más tradicionales de la ciudad de Córdoba, elaborada en muchos restaurantes, la puedes realizar en la comodidad de tu hogar.

Con unos pocos pasos y con ingredientes que probablemente tengas en tu despensa, como lo son: tomates, ajo, pan, aceite de oliva, huevos y jamón,  puedes lograr un buen salmorejo y disfrutar de uno de los platos de España más famosos internacionalmente.

5.Solo existe el salmorejo cordobés

A pesar de ser una comida típica originaria de Córdoba, Andalucía,  y representar uno de los platos más antiguos tradicionales de esta región, existen otros salmorejos provenientes de otras ciudades; estas han tomado el original, y a partir de allí han creado nuevas versiones, realizando variaciones en su contenido.

Uno de éstos es el salmorejo canario, una de las numerosas variantes del cordobés. Se sustituye en su preparación la mitad de los tomates por remolacha hervida, y se agrega en forma de guarnición queso azul, en lugar de huevos cocidos, siendo la cáscara el ingrediente espesante de la alternativa mencionada. Esta receta no lleva pan, como la original.

5 mitos salmorejo