miércoles 8/12/21

5 verdades del arroz con leche

El arroz con leche es un postre típico de la gastronomía de Andalucía y que tiene una serie de beneficios para la salud 
5 verdades del arroz con leche
5 verdades del arroz con leche

En Andalucía, el arroz con leche es uno de los postres tradicionales más deliciosos y apetecibles para deleitar el paladar y darse un buen gusto bastante dulce. La realización de los postres en cocina es sumamente delicada, interfieren factores como la calidad de los ingredientes que adquieras para realizar la preparación, o la temperatura que le coloques al momento de cocinarla; es por eso que es de gran relevancia que conozcas 5 verdades sobre el arroz con leche.

Al ser una fórmula tan variante y modificable la del arroz con leche, existen quienes creen tener la razón al realizar afirmaciones relacionadas con la falta de importancia que tienen ciertos ingredientes, por eso es importante que tengas un conocimiento general sobre esta receta, para evitar que otras personas te quieran tomar el pelo.

1. La calidad de los ingredientes es importante

Que la receta del arroz con leche tenga como principal característica que puede ser modificada a tu antojo, no quiere decir que puedas escatimar en la calidad de los ingredientes. Si realizas la preparación con elementos de muy baja calidad, lo más probable es que la consistencia que adquiera no se parezca en nada a la que tienes en mente, y mucho menos a la de la fórmula original.

En el caso de la leche, ocurre lo mismo, si compras lácteos de mala calidad y piensas realizar el postre dentro de unos días, es posible que se dañe. Igualmente, si el producto no tiene grandes cualidades, ocasionarás una negativa alteración del sabor de la preparación. Es muy común ver a personas comprar bebidas lácteas de baja índole, que ocasionan mal gusto en la receta.

2. Debes utilizar la forma de preparación habitual

Al igual que en el punto anterior, existe la creencia de que si la receta es modificable en cuanto a sus ingredientes, puedes alterar la metodología de realización; esto es un error, lo más recomendado es que utilices la forma de preparación general que se explica en las recetas que hayas consultado. De lo contrario, puede que no consigas preparar un arroz con leche.

3. La receta del arroz con leche lleva una pizca de sal

En ocasiones te puede ocurrir que la receta de algún conocido queda con un sabor muy similar, pero ligeramente diferente y agradable a la que tú preparaste; la mayoría de las veces es porque no estás tomando en cuenta la pizca de sal, que si bien no es un ingrediente primordial y mucho menos el estrella, es necesario agregarlo a la mezcla.

Es evidente que todo dependerá de tus gustos y preferencias culinarias, no obstante, agregarle este ingrediente al arroz con leche te permitirá disfrutar aún más del plato. Entre las propiedades de la sal se encuentra el de realzar los sabores que acompañan a determinadas preparaciones, y es por esto que si sigues mi consejo verás la diferencia.

4. Es primordial utilizar leche líquida completa

Utilizar leche completa es lo más recomendable para realizar la preparación; si bien estás en total libertad de añadir otros ingredientes para darle un toque especial y diferente sabor, el tipo de lácteo utilizado en esta receta es primordial, ya que si utilizas la condensada o descremada, la textura cambiará por completo.

Esto no es un impedimento para preparar el arroz con leche, sin embargo, la versión entera o completa de este producto, aporta increíble cantidad de beneficios, gracias a sus vitaminas y minerales; retirarla por completo de la preparación, tradicional o modificada, no es recomendable si quieres realizar un verdadero postre de calidad.

5. No es necesario dejar reposar

Muchas familias o amas de casa abnegadas con grandes conocimientos culinarios, advierten la importancia de que la receta, luego de lista, se deje reposar al menos una hora. La verdad es que este es un factor que dependerá de tus preferencias, ya que no es necesario esperar para consumirlo, a pesar de ser cierto que la textura resulta ser mucho más cremosa y consistente.

5 verdades del arroz con leche