sábado 25/9/21

Alerta con el pterigion, una patología frecuente en los ojos que si no se trata acaba en cirugía

La irritación en el ojo es uno de los síntomas del pterigion, y puede provocar astigmatismo y la visión borrosa
Alerta con el pterigion, una patología frecuente en los ojos que si no se trata acaba en cirugía
Alerta con el pterigion, una patología frecuente en los ojos que si no se trata acaba en cirugía

Una de las enfermedades de los ojos más conocidas es El “pterigion”, una patología que puede sobrellevarse con tratamiento antes de la cirugía. Por lo general, esta afección suele verse en la parte interna del ojo.

Es considerada una de las enfermedades oculares más frecuentes, y puede llegar a causar una alteración de la visión, acompañada de irritación ocular.

¿Qué es el Pterigion?

Esta patología ocular es definida como un crecimiento sobre la córnea, el cual puede presentarse en diferentes grados de severidad. Por lo general, los pacientes que la sufren tienden a presentar una serie de síntomas que los hacen ir a la consulta; entre dichos síntomas encontramos la irritación del ojo, sensación de un cuerpo extraño, coloración roja e incluso visión borrosa, debido a la aparición de una tela que recubre la conjuntiva hasta la córnea.

Cuando estos son de gran tamaño, pueden llegar a ocasionar otros problemas oculares, tales como: astigmatismo y obstrucciones del eje visual.

Causas de esta patología

Los especialistas indican que se desconoce a ciencia cierta por qué se desarrolla esta enfermedad, pero se toman en consideración diferentes factores de riesgo importantes, tales como:

  • Personas del sexo masculino.
  • Excesiva exposición a la luz solar.
  • Tercera edad.
  • Personas que se expongas a agentes irritantes, como polvo, aire, humo y sequedad.
  • Exposición a químicos industriales.

Todos estos factores de riesgo pueden llegar a evitar que el ojo se encuentre humectado de forma correcta a través de la película lagrimal, esto hace que se genere sequedad y una posterior inflamación, que terminará provocando el crecimiento del nuevo tejido que rompe el límite exterior de la córnea y penetra en la misma.

Una vez que el tejido está allí, la dificultad para que la zona se humecte de forma correcta va en aumento, razón por la cual el pterigion seguirá creciendo.

Tratamiento antes de la cirugía

En una primera instancia, el pterigion se trata de manera preventiva, evitando así los diferentes factores de riesgo que te mencioné anteriormente, a través de la utilización de lentes de sol, evadiendo las grandes corrientes de viento en los ojos y manteniendo los mismos húmedos de forma habitual, especialmente cuando se comienzan a notar los primeros síntomas de esta patología. Hay que tener cuidado porque el picor que provoca puede ser muy fuerte, y rascarse el ojo durante un largo rato puede provocar un queratocono ocular.

Una vez que se comienzan a presentar los síntomas inflamatorios asociados a esta enfermedad, el médico tratante realizará ciertas fotografías del ojo que se encuentra afectado, para poder comparar con el sano y observar la tendencia y la rapidez con la que el mismo puede llegar a crecer hasta el centro de la córnea.

Por lo general, la irritación de la zona puede manejarse a través del uso de lágrimas artificiales, ya que estas se encargan de hidratar y estabilizar lo que es la película lagrimal, brindándole así lubricación, y esto reduce significativamente el rose del parpado sobre el pterigion.

De igual modo, el médico puede llegar a incluir diferente medicación y colirios que pueden ayudarte a llevar el control de la inflamación del ojo.

El tratamiento no quirúrgico no va a erradicar la enfermedad, pero si sigues las medidas preventivas de forma adecuada, puedes hacer que el crecimiento y la evolución de la misma sea lento.

Alerta con el pterigion, una patología frecuente en los ojos que si no se trata acaba en cirugía El pterigion, una patología frecuente en los ojos que si no se trata acaba en cirugía 

Tratamiento quirúrgico

Como mencioné anteriormente, no existe un tratamiento médico no quirúrgico para la eliminación total y la cura de esta enfermedad, siendo la opción más factible la cirugía, a través de la extirpación del tejido anormal que se encuentra sobre la córnea.

En casos más avanzados no solo bastará con la extirpación de este tejido, sino que también se debe extirpar la conjuntiva adyacente; de este modo se logra evitar que el pterigion pueda volver a reproducirse.

Este tipo de cirugía es ambulatoria, a través de anestesia local; toma una duración de al menos media hora, y es la técnica más utilizada para la cura completa de esta enfermedad.

Posterior a la cirugía, el paciente debe utilizar gotas por varias semanas, para de este modo evitar todas las molestias asociadas a la recuperación de la córnea. Aunque esta es la mejor opción a la hora del tratamiento del pterigion, existen ciertos casos en donde puede volver a crecer, en especial si no se realiza el procedimiento de manera adecuada.

Por esto es importante acudir siempre a profesionales calificados, que sean capaces de emplear las técnicas específicas para lograr altas tasas de éxito.

Biofarmaco que pudiese revertir o eliminar el pterigion

Actualmente existe una investigación bastante interesante en la que se estudia la posibilidad de sacar al mercado un fármaco que puede otorgar una solución no quirúrgica para eliminar o revertir el pterigion, lo que sería realmente un enorme avance en la ciencia.

Este estudio se inició tras el caso de un paciente, quien había sido operado por la aparición de esta patología tres veces, más sin embargo, asistía a consulta una cuarta vez por la reaparición del mismo; de aquí, el medico encargado de su caso decidió que no volvería a intervenir quirúrgicamente, debido a las numerosas operaciones que ya el paciente había tenido.

Tiempo después, esta persona regresa al consultorio, y tras la consulta, el medico nota una gran mejoría en la carnosidad, por lo que asume que el paciente había sido operado, sin embargo, este le manifiesta que solo había usado como medida natural un jugo de una planta, cuyo nombre es “Siempreviva”.

Esto aumentó la curiosidad del médico, quien inicia una investigación de esta planta para determinar las propiedades curativas de la misma. Tras dos años de investigación, se llegó a la conclusión de que la planta “Siempreviva” puede disminuir el crecimiento de las células, llegándose a conseguir la evidencia de que esta planta podría eliminar o revertir el pterigion.

Este Biofarmaco podría presentarse en forma de gotas; de igual modo, se estudia la posibilidad de que se puedan encapsular los diferentes componentes moleculares en unas llamadas nanopartículas, la cuales podrán ser liberadas de forma prolongada para que de este modo el paciente no deba colocarse las gotas a lo largo del día.

Esto sería una excelente forma de avanzar en El “pterigion”, una patología que puede sobrellevarse con tratamiento antes de la cirugía.

Alerta con el pterigion, una patología frecuente en los ojos que si no se trata acaba...