domingo 26/9/21

Con bicarbonato, vinagre y agua es fácil limpiar el horno en pocos minutos

Introducir los alimentos en un horno limpio no sólo es saludable sino esencial
Limpiar el horno en minutos con bicarbonato y en solo 11 pasos
Limpiar el horno en minutos con bicarbonato y en solo 11 pasos

Seguramente que, si estás iniciando en el hogar y tienes una visita familiar de esa cuñada que siempre está pendiente a los detalles, quieres que encuentren la cocina reluciente; después de todo, la limpieza y la pulcritud de la casa es un tema al que prestar especial atención y nos ayudan en el bienestar del hogar. No hay que olvidar que el horno es una de las zonas que más retrasamos en dejar brillante, y que con bicarbonato de sodio y un poco de agua, ayudándonos de vinagre, jabón y estropajo, podemos dejar la bandeja y el cristal relucientes, a la espera de introducir los alimentos más saludables para proseguir con nuestras dietas diarias.

Evidentemente no hay nada más pegajoso y escurridizo que la grasa del horno, capaz y se te fueron pasando los meses y… ¡se te acumuló el trabajo! Entre más tiempo lo pienses, más laboriosa será la limpieza de ese electrodoméstico tan preciado (y muy descuidado a veces) de la cocina.

Gracias a la ciencia y al ímpetu de la química, probablemente entre las compras del mes te encontrarás con un polvito blanco en apariencia bastante inofensivo, se trata del multiuso bicarbonato de sodio.

Mujer desesperada antes de conocer la super solución del bicarbonato para limpiar el hornoMujer desesperada antes de conocer la super solución del bicarbonato para limpiar el horno

Así se limpia el horno con bicarbonato paso a paso

En la temperatura y combinación correcta, puedes limpiar tu horno con bicarbonato en cuestión de minutos.

1. Reúne todos los materiales necesarios para la limpieza del horno

Un par de guantes, bicarbonato de sodio (500 gr aproximadamente. Depende de la dimensión de tu horno), vinagre (1 botella), una brocha, agua, un recipiente, una esponja, pañitos para retirar el contenido, un atomizador.

2. Desmonta el interior de tu horno

Retira las rejillas, cualquier base en su interior. Coloca las partes sobre un cartón o un trapo, que pueda contener la grasa que van a descartar.

3. Haz una sencilla pasta con bicarbonato y agua de grifo

No necesitas ser un experto ni tener un recetario: toma un bol o recipiente, y mezcla una cantidad estimada de bicarbonato (según el tamaño del horno); agrega agua lentamente hasta obtener una mezcla permeable, no tan líquida y tampoco tan difícil de manejar.

Esparce este contenido con ayuda de una brocha o esponja en tu horno y en las piezas retiradas también.

Bicarbonato

4. Cierra el horno y enciéndelo 20 min a temperatura baja

Este paso puedes obviarlo en caso de que cuentes con tiempo para realizar la limpieza; en ese caso puedes simplemente dejar el horno reposar durante toda la noche con el bicarbonato.

5. Apaga el horno y déjalo sin abrir durante 5 minutos

Recuerda abrir la puerta, asegurándote de no poner el rostro frontalmente; el bicarbonato de sodio es un compuesto químico que, en presencia de agua, ácidos y temperatura, libera gases como el CO2. Así que ¡precaución!

6. Rellena el atomizador con vinagre

También, el bicarbonato de sodio puede combinarse con otros productos ácidos débiles, como es el caso del limón. Así que ya sabes, si no tienes vinagre prueba con otras opciones.

7. ya puedes comenzar a frotar

Al abrir el horno notarás que el agua se evaporó, y la mezcla que colocaste se ha solidificado, es hora (siempre con los guantes puestos) de estrujarlo con el estropajo, haciendo énfasis en las áreas más sucias.

Para lograrlo debes rociar con el vinagre, éste logrará ablandar la textura. Es probable que parte de la grasa haya exudado por las ranuras con la temperatura expuesta.

Limpiar el horno en minutos con bicarbonato y en solo 11 pasos

8. Rocía con vinagre las piezas del horno apartadas

Además, estrújalas con el bicarbonato colocado.

9. Intensifica la limpieza con fuerza

Si quieres intensificar la limpieza, puedes darle una última pasada con una mezcla de: bicarbonato (300gr), un vaso de vinagre y lavavajillas.

10. Retirar

Retira con ayuda de un trapo; si tienes una puerta fácil de retirar, puedes hacer la limpieza aparte; y si te sobra un poco de mezcla puedes darles una rápida limpieza a las ollas.

11. Llega hasta los espacios pequeños

Puedes hacer un pequeño recorrido con ayuda de un cepillo de dientes que ya no uses en los espacios más pequeños (como los controladores o las esquinas).

Con bicarbonato, vinagre y agua es fácil limpiar el horno en pocos minutos