lunes 6/12/21

Las propiedades diuréticas de la cebolla

Para tratar inconvenientes de retención de líquido, los profesionales de la salud usualmente te recetan suplementos diuréticos como la cebolla
Las propiedades diuréticas de la cebolla
Las propiedades diuréticas de la cebolla

La cebolla es una planta herbácea bienal que pertenece a la familia de las amarilidáceas, muy presente en la gastronomía de Sevilla, Córdoba y Málaga.

Los remedios con cebolla son milenarios, inclusive hoy en días son populares, sobre todo en Europa. Uno de entre tantos usos es la cebolla como depurativo para tus riñones, por lo tanto, continúa leyendo este artículo para que conozcas sobre las propiedades diuréticas de la cebolla.

Entonces, no te extrañará la siguiente vez que una persona mayor te recomiende un buen tónico con este bulbo para solucionar cualquier problemilla de salud.

Dile adiós a la retención de líquidos

Para tratar inconvenientes de retención de líquido, los profesionales de la salud usualmente te recetan fármacos diuréticos. No obstante, los alimentos pueden llegar a tener esta misma función, y uno de ellos es la cebolla.

Para los pacientes con insuficiencia renal, hiperuricemia, edemas, hipertensión, o quienes producen cálculos renales en exceso, la cebolla como diurético natural es el mejor aliado que pueden tener; además, tiene un alto contenido de agua, fibra y es bajo en grasas y azúcares.

Los riñones son uno de los órganos que más trabajan de tu cuerpo, si alguno deja de actuar correctamente, te garantizo que tu organismo colapsará de a poco. Su funcionamiento mantiene el equilibrio constante de tus electrolitos y otros nutrientes.

Asimismo, garantizan que se filtren eficientemente las toxinas que se encuentran en tu sangre, de esta forma es como tu cuerpo realiza el proceso de desintoxicación, que finaliza en la expulsión de la orina. Tener una buena depuración es casi tan importante como una correcta alimentación, y aquí es donde entra la cebolla.

¿Quiénes se benefician al comer cebolla?

La cebolla es buena para ti o cualquier persona, y esto incluye a los niños.

Te conviene incluir este vegetal en tu dieta más seguido, sobre todo si necesitas un compuesto desintoxicante natural como la alicina, el cual se encuentra de forma activa en la cebolla. De este modo, podrás tener la seguridad de que al incorporar más esta hortaliza en tu alimentación, eliminarás toxinas efectivamente.

En la medicina natural se usa este bulbo para tratar diversas enfermedades, como la diabetes, problemas cardiovasculares, afecciones respiratorias y para obtener efectos diuréticos.  Ya que se ha demostrado que posee vitaminas A, E y C, además de azufre y flavonoides, lo que la convierten en definitiva un superalimento.

Añade esta hortaliza a tus comidas

Si deseas obtener todos estos nutrientes y beneficiarte de los atributos mágicos de la cebolla, debes comerla cruda. Sí, un sofrito no es lo ideal, a pesar de que sería maravilloso.

En cambio, puedes hacer una infusión con ella o incluirla en un batido détox, así tu sistema renal se fortalecerá y eliminarás líquidos retenidos. También, otro punto favorable si consumes el extracto de cebolla, es que este te aliviará la inflamación y las molestias producidas por los cálculos renales.

Como en toda práctica, si deseas obtener resultados efectivos, tienes que ser constante. Es decir, comer cada día al menos una cebolla mediana o beber un vaso con extracto de esta hortaliza en tu dieta.

Una cebolla mediana al día es más que suficiente, si no tu estomago podrá sufrir graves consecuencias. Si sueles sufrir de reflujo o gastritis, no eres un buen candidato para ingerir grandes porciones de esta hortaliza.

Ten en cuenta que la cebolla no es una cura milagrosa para ninguna enfermedad, pero sí es muy efectiva para hidratarte y expulsar líquidos que tu cuerpo se encuentre reteniendo, por lo que es el mejor depurativo que la naturaleza te pueda ofrecer.

Ahora que conoces las propiedades diuréticas de la cebolla, sus beneficios y algunas contraindicaciones, te animo a probar nuevas recetas con ella, inclúyela más seguido en tu dieta y mantente sano. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Las propiedades diuréticas de la cebolla