martes 19/10/21

¿Qué es mejor el aceite de oliva o el aceite de girasol?

Ambos tipos de aceites son de origen vegetal, uno proviene de la aceituna y otro de la semilla del girasol, sin embargo, se trata de aceites cuya composición es muy diferente
Qué es mejor el aceite de oliva o el aceite de girasol
Qué es mejor el aceite de oliva o el aceite de girasol

El aceite de oliva y el aceite de girasol son parecidos pero para nada iguales. Mientras uno viene de la aceituna, el otro surge de la semilla de girasol, siendo ambos de los ingredientes más usados de la cocina en España. Los ingredientes que utilices en tu cocina deben ser los más saludables y beneficiosos para toda tu familia, y seguramente estás de acuerdo con esta afirmación, y en el mismo sentido, con toda certeza, debes haberte hecho el siguiente cuestionamiento: ¿Qué es mejor el aceite de oliva o el aceite de girasol?

Con este artículo analizaremos los pros y los contras de cada uno de estos productos, hasta determinar cuál de ellos es el más ventajoso. Acompáñame…

Origen y propiedades de cada uno

Ambos tipos de aceites son de origen vegetal, uno proviene de la aceituna y otro de la semilla del girasol, sin embargo, se trata de aceites cuya composición es muy diferente. Cada uno de ellos posee propiedades diversas que son beneficiosas, pero en sentidos disímiles.

El aceite de oliva contiene vitamina E y es rico en antioxidantes, todo debido a su origen natural; también es rico en vitamina K y grasas monoinsaturadas, que ayudan a reducir el colesterol dañino en la sangre y a producir el beneficioso, es decir, la grasa que nuestro cuerpo necesita para tener energía. Además, contiene también pequeñas cantidades de calcio, potasio, hierro y sodio, convirtiéndose entonces en uno de los aceites con mayores aportes nutricionales y energéticos.

Por su parte, el aceite de girasol, a diferencia del aceite de oliva, contiene grasas poliinsaturadas, las cuales también son muy beneficiosas para el organismo, produciendo energía, pero de forma diferente. Se compone esencialmente de un elemento denominado aceite linoleico, el cual humecta y regenera tejidos y protege la piel, por su alto contenido de omega 6.

¿Qué tipo de aceite aporta mayores beneficios a la salud?

Tanto las grasas monoinsaturadas, las vitaminas y minerales del aceite de oliva, como las grasas poliinsaturadas y componentes nutritivos del aceite de girasol, aportan beneficios para la salud, cada uno a su manera, veamos:

Beneficios del aceite de Oliva

El aceite de oliva tiene una utilidad múltiple, en la gastronomía, en el ámbito dermatológico y cosmético, como ingrediente de algunos productos de limpieza, medicinal, e incluso para aliviar malestares en nuestras mascotas; por este motivo, sus beneficios son variados y extensos, pudiendo resumirse algunos de la siguiente manera:

  • A nivel culinario, el aceite de oliva aporta color, sabor y textura a todos los alimentos, proporcionándoles unas propiedades más saludables que al utilizar otro tipo de aceite, principalmente en el caso de las comidas fritas.
  • Desde el punto de vista medicinal, el aceite de oliva contribuye a aliviar afecciones respiratorias, circulatorias, coronarias y estomacales. Su beneficio más conocido es su contribución a la disminución de colesterol dañino. Asimismo, se conocen efectos muy ventajosos en la producción de células sanas que ayudan a combatir enfermedades como el cáncer.
  • Como atributo cosmético, el aceite de oliva aporta hidratación, lozanía y fortaleza a la piel, al cabello y a las uñas, siendo el componente principal de muchos productos de uso cosméticos, como shampoo, cremas, aceites corporales, etc.
  • Finalmente, aporta muchos beneficios en la salud de los animalitos, ayudándolos a tener una piel y un pelo más sanos, y uñas y dientes más limpios.

Beneficios del aceite de Girasol

Por su parte, el aceite de girasol también aporta beneficios por montones, principalmente en el área culinaria y medicinal, por ejemplo:

  • Es una alternativa más sana que el aceite de maíz u otros aceites vegetales para cocinar, a excepción del aceite de oliva que también es sumamente sano.
  • Es una excelente fuente de calorías y, por ende, de energía, aumentando el rendimiento de atletas o de personas comunes en la práctica regular de algún deporte o ejercicio.
  • Por su gran contenido de grasas poliinsaturadas, ayuda a contrarrestar enfermedades relacionadas con el sistema óseo, como la artritis, la osteoporosis, etc.
  • También tiene propiedades antioxidantes, estimulando la producción de células y tejidos.
  • Es fenomenal para la piel, siendo empleado para regenerar colágeno, esencial para mantenerse y lucir jóvenes; de allí que también tenga ciertos usos cosmetológicos.

Ambos son muy beneficiosos, por lo que cualquiera de los dos se trata de una excelente opción para utilizar, sin embargo, el aceite de girasol posee una mayor concentración de Ácido Oleico.

Entonces, ¿cuál aceite debo usar en mi cocina, Oliva o Girasol?

La decisión es 100% tuya, pues ya pudiste notar que ambos tipos de aceites, aunque son diferentes, son naturales y de origen vegetal, además, se componen de muchos nutrientes, añaden sabores, colores, aromas y texturas a las comidas, y en la gastronomía son múltiples sus aplicaciones.

Ahora bien, la recomendación más escuchada de los expertos en la materia, y la cual personalmente comparto, se inclina hacia la utilización del aceite de oliva, pero no cualquier aceite de oliva, sino aquel cuya composición sea extra virgen, pues éste, en comparación con otros aceites, posee menor cantidad de ácido oleico.

Y tratándose el ácido oleico el ingrediente menos saludable de cualquier aceite, resulta entonces comprensible tal recomendación.

Pues se trata del tipo de aceite que aporta mayores ventajas, tanto a nivel culinario como a nivel de salud y, además, puede ser empleado en otras áreas, tales como: en la cosmética, en el ámbito veterinario, de la limpieza, industrial, etc.

En este sentido, conviene que te detalle las características del aceite de oliva extra virgen, así te será mucho más fácil reconocerlo y aprovechar sus ventajas en la cocina, o donde desees aplicarlo. Las características más precisas son las siguientes:

  • Proceso manual de manipulación de la aceituna, hasta extraer el aceite.
  • Ácido Oleico menor de 0,8 gramos.
  • Dependiendo del grado de superioridad, el aceite de oliva extra virgen presenta determinado color y sabor, siendo más similar al color de la aceituna y más sutil mientras mayor es la superioridad.

Finalmente, se concluye que ambos aceites son beneficiosos, pero el aceite de oliva, esencialmente el extra virgen, posee mayores ventajas y, por ende, se considera mejor. Sin embargo, dentro de las implicaciones que debes considerar, está el costo de adquisición, siendo el aceite de girasol un poco más accesible y aportando también beneficios formidables.

¿Qué es mejor el aceite de oliva o el aceite de girasol?