lunes 16/5/22
Fiesta ilegal
Fiesta ilegal

Agentes de la Policía Local de Málaga especializados en investigaciones en fuentes abiertas de Internet y redes sociales han denunciado a un joven vecino de Torremolinos y de 20 años como responsable de organizar una fiesta ilegal en un chalet que arrendó y acondicionó para tal efecto.

La investigación comenzó cuando los policías locales, en uno de los controles de contenido de canales abiertos en redes sociales, concretamente en la red social Instagram, localizaron diverso material videográfico que evidenciaba diversos incumplimientos, así como una situación de riesgo de contagio y propagación del Coronavirus.

A través del estudio de los vídeos y mediante la técnica conocida como triangulación de perfiles, los policías locales pudieron determinar que desde el sábado 27 hasta el domingo 28 de marzo se había celebrado una fiesta a la que acudió un mínimo de 50 personas, ha informado la Policía Local de Málaga en un comunicado.

Fiesta con evidente ánimo de lucro

En este caso, además, a diferencia de en otros, se pudo probar que se trataba de una actividad comercial en la que se publicitaba la fiesta con evidente ánimo de lucro. Entre las imágenes captadas había un cartel anunciador de la fiesta, denominada 'Summer Night Party', en el que se informaba de que ya se había vendido el 50 por ciento de las entradas, y en el cual no se hacía constar la localización de la fiesta, siendo necesario para ello contactar a través de mensaje privado.

En otras imágenes, siempre acompañadas del citado cartel, aparecían el disc jockey contratado para la fiesta, numerosas botellas de bebidas alcohólicas expuestas o una grabación panorámica de los jardines del lugar en el que se anunciaba el evento.

En lo que se refiere a la fiesta, a tenor del estudio de los vídeos analizados, se pudo corroborar la presencia del Dj así como de una gran concentración de personas en una estancia cerrada, cantando, bailando, bebiendo y fumando, careciendo todos ellos de mascarillas de protección e incumpliendo las medidas sanitarias relacionadas con la distancia social de seguridad.

Globos para inhalar gas de la risa

También en las imágenes se pudo apreciar como hay jóvenes que usan globos para inhalar lo que podría ser óxido nitroso o gas de la risa, sustancia que provoca alucinaciones y estado eufórico cuyo consumo puede tener consecuencias muy graves.

Tras diversas gestiones, los agentes de la Policía Local de Málaga pudieron averiguar que el lugar en el que se celebraba la fiesta era un chalet sito en la localidad de Benalmádena.

Los policías locales llevaron a cabo indagaciones para contactar con la propiedad del inmueble, a quien le comunicaron el motivo de la investigación, manifestando que explota el inmueble a través de una plataforma de alquiler turístico, alquilando una parte de la finca para los días 27 y 28 de marzo para ser ocupada por ocho personas del mismo núcleo familiar, así como que tras el alquiler comprobaron que habían dejado una gran cantidad de basura y suciedad.

Posteriormente, los policías locales pudieron identificar al arrendatario y organizador del evento, que fue denunciado en base a lo establecido en el artículo 6.1.D del Decreto Ley 21/2020 de 4 de agosto, por el que se establece el régimen sancionador por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención aplicables en Andalucía, tratándose de una infracción grave al ponerse en riesgo a entre 15 y 100 personas, remitiéndose a finales de abril informe a la Delegación Territorial de Salud y Familia en Málaga de la Conserjería de Salud y Familia de la Junta, autoridad competente para la tramitación del correspondiente expediente sancionador.

Organiza una fiesta en Benalmádena saltándose las medidas contra el Covid-19