lunes 25/10/21

Un año oculta en La Palmilla, vinculada a un clan de tráfico de droga

Los agentes de Policía Nacional detuvieron a una fugitiva, presuntamente vinculada a un clan familiar dedicado al tráfico de drogas, que llevaba cerca de un año oculta en una vivienda de La Palmilla.
Diseño sin título (31)
Un año oculta en La Palmilla, vinculada a un clan de tráfico de droga

El pasado 14 de septiembre, la Policía Nacional detuvo, en el barrio de La Palmilla, en Málaga capital, a una fugitiva con vinculación a un clan familiar que se dedica, presuntamente, al tráfico de drogas. La mujer, de 49 años, llevaba cerca de un año escondida en este barrio de la ciudad de Málaga. Según apuntan los investigadores, la prófuga tenía conocimiento de sus varias requisitorias judiciales en vigor para ingreso en prisión, con motivo de delitos contra la salud pública.

Tal y como ha sido reflejado en el comunicado emitido por la Policía Nacional para informar de este asunto, la detenida, en el inmueble en el que se encontraba, había sido apoyada por sus allegados para continuar eludiendo la acción de la justicia.

Antiguo punto de venta de drogas

En la vivienda de La Palmilla donde residía la ahora detenida, la Policía desmanteló, hace casi un año, un punto de venta de drogas allí presente. En ese momento, los agentes no la detuvieron debido a razones humanitarias: se hallaba convaleciente a causa de una operación, por lo que fue citada para que se personara en las dependencias policiales, pero esto nunca llegó a suceder.

Por el contrario, la Policía sí arrestó a tres familiares de la fugitiva, que presuntamente eran miembros de un clan vinculado con el blanqueo de capitales y el tráfico de drogas. Los agentes intervinieron un total de 135.480 euros y 16 gramos de cocaína en roca.

En fechas recientes, las pesquisas dieron conocimiento evidente a los investigadores para descubrir la localización de la sospechosa. Esta se encontraba en un inmueble que ya había sido empleado para la venta de estupefacientes. Una vez que las investigaciones fueron centradas en ese domicilio, se pudo constatar que la prófuga extremaba las medidas de seguridad y que apenas se dejaba ver.

Durante la fase final del operativo, y después de que los agentes hubieran tenido que mediar con el entorno de la fugitiva, esta accedió a entregarse a la Policía. Tras ser detenida y puesta a disposición judicial, el Juzgado de Instrucción número 1 de Málaga decretó su ingreso en prisión, con el fin de cumplir las penas condenatorias que pesaban sobre ella.

Un año oculta en La Palmilla, vinculada a un clan de tráfico de droga