domingo. 07.08.2022
Repostaje de gasolina

Poco a poco comenzamos a ver la luz al final del túnel de la pandemia del coronavirus. Los duros estragos del virus han provocado el cierre de miles de negocios, el despido de otros tantos miles de empleados y ahora que parece que esta pesadilla comienza a llegar a su fin, medidas impulsadas desde el Gobierno de España y empresas privadas siguen dificultando esta salida con la subida del precio de la luz y la gasolina, entre otros.

De este modo, llenar el depósito de gasolina cuesta ya 13,6 euros más que a principios de año, un auténtico despropósito para los tiempos que corren. Esta semana ha proseguido su tendencia al alza tras repuntar un 0,66% con respecto a la pasada semana. De este modo, el precio de la gasolina ronda ya niveles máximos desde octubre de 2014 tras encarecerse más de un 14% en lo que va de año.

En concreto, el precio medio del litro de gasolina ha registrado su tercera alza consecutiva para alcanzar los 1,367 euros, su nivel más alto desde hace casi siete años, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por elMIRA.es

Por su parte, el precio del gasóleo también sigue en esa tendencia alcista y encadena esta semana su octavo repunte (+0,82%), para tocar los 1,231 euros el litro, su nivel más alto desde junio de 2019.

Antes de Semana Santa ambos carburantes ya recuperaron niveles preCovid, después de acumular desde noviembre un repunte de casi el 16% en la gasolina y de más del 17% para el gasóleo.

Encarecimiento del 14%

En lo que va de año, el precio medio del litro de gasolina acumula ya un encarecimiento de más del 14%, mientras que el del gasóleo remonta un 13,5%.

Así, a los actuales precios, llenar un depósito de 55 litros de gasolina tiene un coste de 75,18 euros, lo que supone 13,6 euros más que a principios de año.

Para el caso del gasóleo, el llenado de un depósito de 55 litros supone para el consumidor 67,7 euros, unos 11,6 euros más que a principios de enero de 2021.

Con respecto a los precios de hace un año, que estaban marcados por la importante caída registrada especialmente a partir de marzo por la pandemia del Covid-19, el litro de gasolina es hoy un 22% más caro, mientras que el de gasóleo es un 21% superior.

La gasolina remonta en España a máximos de 2014