miércoles. 17.04.2024
Homenaje a Álvaro Domecq I Foto Bokaventura
Homenaje a Álvaro Domecq I Foto Bokaventura

El 30 de diciembre la Fundación Cultura Taurina ha celebrado su II Almuerzo de Navidad, que ha estado dedicado a don Álvaro Domecq Romero, como rejoneador y ganadero de bravo, quien asistió acompañado de su sobrino, el también rejoneador Luis Domecq..

El acto ha tenido lugar en Jerez de la Frontera, concretamente en los salones del Restaurante “El Bichero”, y ha reunido a medio centenar de personas, entre representantes de la administración, rejoneadores, toreros, aficionados y amigos, que han querido testimoniar su agradecimiento a quien, durante su prolífica vida, ha marcado un hito en el arte del rejoneo y ha consolidado y definido un encaste como la ganadería de Torrestrella. El torero Julián López El Juli y el garrochista Tomás Morenés también se acercaron para testimoniar su adhesión.

Tras un saludo de bienvenida, copa en mano, se procedió a degustar el menú confeccionado por Fermín Anguita antes de pasar, tras los postres, al capítulo de homenaje. Éste se inició con la proyección de un vídeo que dio repaso, con imágenes, a los diferentes momentos de la trayectoria del homenajeado, el cual se inició profesionalmente en el rejoneo en la plaza de Ronda el año 1959 y se hizo cargo de la ganadería al fallecer en 2005 su padre, don Álvaro Domecq Díez.

A continuación Marciano Breña Galán, como portavoz, tomó la palabra para hacer el ofrecimiento del acto y glosar resumidamente los méritos de Álvaro Domecq. Habló de su currículum como rejoneador a lo largo de veinticinco años. También refirió su faceta como ganadero que ha fortalecido el carácter del hierro de Torrestrella. Sobre todo, resaltó la personalidad, de variadas dimensiones, que lo define como escuela de valores y como un caballero español.

Álvaro Domecq y Fundación Cultura Taurina I Foto Bokaventura
Álvaro Domecq y Fundación Cultura Taurina I Foto Bokaventura

Le siguió en el uso de la palabra don Felipe Morenés, marqués de Villarreal de Burriel, que hizo hincapié en la relación de Álvaro con su padre, don Álvaro. “Los homenajes deben hacerse en vida. Sólo añadiría que Álvaro es muy humano y cariñoso. Soy su amigo y destaco cómo cuidó a su padre en los últimos días. Ensalzo su gran corazón y su capacidad de hacer bien al prójimo”.

El abogado y político don Aurelio Romero aprovechó la ocasión para felicitar a la Fundación Cultura Taurina por su trabajo a favor de la Fiesta y, en cuanto al homenajeado, destacó: “Tiene muchas facetas. Aparte de rejoneador y ganadero, es un gran empresario pero sobre todo entre sus virtudes está la de ser un hombre bueno”.

Álvaro Domecq y Marciano Breña I Foto Bokaventura
Álvaro Domecq y Marciano Breña I Foto Bokaventura

Segunda parte de las intervenciones

En la segunda parte de las intervenciones de homenaje, cogió el micrófono el periodista Jerónimo Roldán. “Se han cumplido cincuenta años de la inauguración del espectáculo ‘Cómo bailan los caballos andaluces’ y también de la concesión del Caballo de Oro a nuestro homenajeado. En 2022 se le ha nombrado Hijo Predilecto de Jerez y, ya que tenemos aquí a una representante de la Administración, es el momento para pedir que se le conceda a Álvaro Domecq la Medalla de Oro de Andalucía”.

El torero Juan José Padilla agradeció poder estar en este almuerzo. El matador jerezano añadió: “Compartir mesa me ha reavivado los recuerdos de los momentos que he vivido en casa de don Álvaro, que es muy generoso, como casi toda la familia Domecq. Allí empecé de aficionado y luego pasé a tentar los machos, lo que me permitió tentar los machos de otros ganaderos. Lidiar sus toros en Sevilla o en Pamplona ha sido para mí una fortuna y un privilegio. Recuerdo al toro ‘Fandanguillo’, de su hierro, que me permitió convertirme en torero de Bilbao, yendo a partir de ahí dos tardes todos los años”.

El Juli y Padilla I Foto Bokaventura
El Juli y Padilla I Foto Bokaventura

El novillero Javi Peregrino explicó: “Recuerdo que el año 2007 cuando se inauguró la estatua de don Álvaro Domecq padre en la avenida hubo un festival en El Puerto al que asistí. Usted lidió junto a su sobrino un novillo-toro y en un momento pasó junto a las tablas cuando era físicamente casi imposible; eso fue una muestra de lo que ha sido su raza como torero. Por otra parte, estoy muy agradecido porque siempre me han atendido muy bien en su casa y me gustaría acordarme de su señor padre; bendita sea la rama que al tronco sale”. A continuación recitó una poesía dedicada a don Álvaro Domecq Díez.

La vicepresidenta del Parlamento Andaluz, Ana Mestre, que fue el año pasado protagonista del I Almuerzo de Navidad, ahora se refirió a lo justo de este reconocimiento a un personaje ejemplar. “Me alegro de este homenaje a don Álvaro, porque lo está disfrutando, que es como tienen que ser los homenajes. Para mí es un honor estar aquí, porque eres un jerezano con mayúscula. Tenemos la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre que, gracias a tu generosidad, es un regalo para el mundo entero. Eres el gran embajador de nuestra tierra. Tenemos que aprender de tu legado y del de tu familia. Gracias por lo que nos has dado como gran rejoneador y sobre todo como gran persona”.

Álvaro Domecq y amigos I Foto Bokaventura
Álvaro Domecq y amigos I Foto Bokaventura

Cerró este capítulo Rafael Valenzuela (presidente de la Fundación Cultura Taurina), que dijo: “Don Álvaro, doy las gracias a su persona y a los presentes porque con días como éste no animan a seguir trabajando por la concordia y la libertad de la cultura taurina. Pido prudencia y templanza porque, aunque la Administración es lenta, vamos a conseguir nuestro objetivo. El espacio taurino de la escuela taurina no lo podemos perder. Nos está costando mucho esfuerzo pero pedimos ayuda a la familia de aficionados y también a la familia Domecq”. A continuación le hizo entrega, junto a Ana Mestre, de una placa de recuerdo al homenajeado.

Cierre del acto

El propio Álvaro Domecq culminó el acto con una exposición de sus sentimientos, agradeciendo los reconocimientos que le hacen sentirse afortunado. “A mi todas vuestras palabras a mí me hacen recordar…” Ahí la emoción le ahogó; un aplauso oportuno le sirve para recuperarse. “Mucha gente me ayudó. He tenido la suerte de llegar a un sitio y a otro y encontrar cosas bonitas que no se me olvidan. Tengo que agradecer tanto que he vivido en este mundo…”

’He tenido la suerte de poder andar de un lado para otro. He tenido la suerte de contar con tanta gente, empezando por mi padre, que me ayudó. Os tengo presente a ustedes, que muchas veces me habéis dicho algo que ha sido de alegría y cariño. Tengo muchas cosas buenas que me da la gente aunque no las merezco, pero como las tengo os agradezco mucho. Lo que quiero ahora, al revés, es seguir a ustedes, con tanto interesante como habéis hecho”. Un aplauso cerrado, con todos los asistentes puestos en pie, corroboró el respeto y el cariño con que se le hacía este homenaje de reconocimiento a su figura y su labor.

Asistentes al II Almuerzo de Navidad I Foto Bokaventura
Asistentes al II Almuerzo de Navidad I Foto Bokaventura

Al final, y antes de pasar a los corrillos de tertulias de regusto, los amigos y aficionados posaron para una foto de familia como testigo de este almuerzo navideño, que tendrá continuidad en próximas ediciones.

Álvaro Domecq es homenajeado por la Fundación Cultura Taurina