sábado 28/5/22
Elena Aguilar, Ana Mestre y Jesús Rodríguez
Elena Aguilar, Ana Mestre y Jesús Rodríguez

Este año el XXXIV Pregón Taurino de la Tertulia Taurina Los Trece ha tenido como protagonista a Ana Mestre, delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, mujer con amplia trayectoria política que la ha llevado a ser diputada provincial, concejal en Cádiz y en Sanlúcar y parlamentaria andaluza.

Entre los asistentes al acto, que ha tenido lugar en la bodega Díez Mérito, de la jerezana calle Diego Fernández Herrera, estaban Bruno García, presidente provincial del Partido Popular, varios delegados territoriales de la Junta de Andalucía, la delegada del Gobierno para el Campo de Gibraltar, la delegada de la Junta de Andalucía en Bruselas, empresarios, profesionales del toreo y aficionados.

Ana Mestre
Ana Mestre

Jesús Rodríguez abrió el acto dando la bienvenida y expresando los agradecimientos. Aseguró, con una originalidad en la información meteorológica, que “la primavera en Jerez empieza cuando el sol se pone alto”. “Bienvenidos todos; no sólo bienvenidos al pregón sino a la alegría de Jerez, tanto en el parque González Hontoria como en el coso taurino”. Hizo referencia especial a la familia Espinosa, que generosamente ha cedido el espacio de la bodega para el pregón.

Jesús dio la palabra a Elena Aguilar como presentadora de la pregonera. Ésta manifestó, haciendo un prolongado paralelismo con un torero, que “presentar a Ana Mestre es todo un lujo y un honor. Es una mujer con una larga trayectoria en la política pero lo más importante es como persona. Nuestra pregonera es figura del toreo, porque en cada una de sus faenas tiene una técnica depurada pero por encima de todo sale el concepto de la vida.

Muchos son los temas que debe tratar a diario pero ella no ve informe sino personas. Está haciendo por el toreo más que muchos profesionales juntos. Ha creado los Premios Taurinos Provincia de Cádiz y ha editado la Memoria Taurina. Está convencida de que se puede cambiar el mundo”.

Subió al estrado Ana Mestre, que empezó su intervención con palabras de agradecimiento pero enseguida se presentó con su planteamiento íntimo. “Cuando hablo de toros sé que el corazón me bombea sangre. Si viniera como delegada del Gobierno todo lo que os puediera contar ya está escrito pues la legislación manda. El corsé del político es rígido pero hoy me despojaré del corsé y espero no defraudar. No oculto mi visión personal del mundo de la tauromaquia pero un pregón se escribe con el corazón. Mi infancia está ligada a los toros y a la feria de Jerez”.

Pregón en Díez Mérito
Pregón en Díez Mérito

Pasó a definir el marco de la afición taurina. “El mundo del toro necesita que se le quiera, que se le respete y que se le valore. La Fiesta necesita nuestro cariño y nuestro apoyo. El aficionado debe ser contundente y educado en la defensa de la Fiesta. El aficionado debe entender que no defiende un arte encasillado en unas maneras fijas; es el arte más libre que hay. Así es mi mundo del toro: libertad, paz y respeto”.

Abordó una teoría del duende. “Me gustan los detalles pequeños y por eso soy taurina o quizás soy taurina y por eso me gustan los detalles pequeños. Son las formas de este mundo lo que lo hacen único. Todo es un conglomerado de pequeños detalles que hace que una tarde de toros sea un día especial en el año. Esta fiesta es tan grande que lo más grande que tiene es que aparezca el duende, el pellizco, el suspiro, pequeñas formas de definir este arte en su máxima potencia. El duende no es ficción, se va configurando según suceda la tarde. Está siempre, lo difícil es hacerlo aparecer. Puede estar ahí unos segundos y no volver”.

Pregón taurino
Pregón taurino

Se igualó a un torero. “No soy torera pero una política también arriesga: la reputación, que es como jugar con tu prestigio en vida cada cuatro años”.

Se atrevió con el valor. “Decía Paco Rabal en la serie ‘Juncal’ que el movimiento del torero es parsimonioso. Hay relación entre la parsimonia y el valor. El valor es un atributo que merecería un pregón para él solo. El torero es un novio de la muerte que cambia el arma por un trozo de tela”.

Jerez es tierra de rejoneadores. “Hago mención especial para los rejoneadores. Hablemos de don Álvaro Domecq Romero; tengo predilección por él, porque él es Jerez y Jerez es mejor con él. Enhorabuena para él porque es profeta en su tierra; para rematar la faena le han nombrado Hijo Predilecto de su ciudad. Entre los beneficiados de su generosidad están Luis, Antonio, Fermín… Cuando me ven como delegada del Gobierno se preguntan por mi afición. Mi afición es la de una niña que crece con el cariño de unos padres aficionados, especialmente mi madre, a la que le gusta el rejoneo. Del caballo la afición me llevó al toreo a pie”.

El verdadero protagonista es el toro. “Hablemos del toro. Su única razón de existir es que la Fiesta perdure. Hay gente que no lo quiere porque no lo conoce. Sin su muerte su raza desaparecería. No hay gloria para un torero sin la gloria de un toro bravo. El toro debe buscar el indulto. Trabajemos para que la Fiesta sea también indultada”.

Elena Aguilar, Ana Mestre y Jesús Rodríguez
Elena Aguilar, Ana Mestre y Jesús Rodríguez

En Jerez nacieron las corridas concurso. “En las corridas concurso de ganaderías de Jerez desde 1955 ya se indultaban toros antes de que estuviera regulado el indulto en el reglamento taurino. Según  don Álvaro Domecq, con esta medida se pretendía hacer participar al público en la búsqueda de un ejemplar excepcional para su posterior utilización como semental. Si “Pregonero” fue el último toro indultado en las corridas concurso celebradas en Jerez, esta pregonera ha sido promotora ante la Secretaría General de Interior por primera vez de las corridas concurso de ganaderías que ya tienen una regulación oficial y hemos tomado como fuente el reglamento originario de las corridas concurso impulsadas por don Álvaro. La empresa de Jerez ha anunciado una corrida concurso para este verano donde se probarán las nuevas puyas que permitirán disfrutar de un mejor tercio de varas”.

No olvidó Ana Mestre el apartado de los reconocimientos. “Para disfrutar de mi afición me gusta rodearme de buena gente. El entendimiento es mutuo. Entre estos entendimientos están grandes taurinos, a quien debo reconocimiento: Jerezano, Ruiz Miguel, Galloso, Ojeda, Fermín, Raúl Gracia, Juan Gavira, Santi Domecq, Elena Aguilar, Rafael Valenzuela, Rafael Comino, Juan Cabaña, fundaciones y peñas que llevan la reivindicación como bandera. La otra parte de la fiesta es el aficionado fiel, a quien le agradezco su entrega sin complejos; contáis con mi apoyo, porque yo soy aficionada. A los alcaldes hay que animarlos a celebrar festejos en sus pueblos”.

Ana Mestre terminó su pieza oratoria asegurando que “en España el trato digno de la Tauromaquia se puede convertir en, fiesta, cultura y arte”.

El quinteto de viento “Mirabrás” amenizó con pasodobles, interpretados al comienzo e intercalados en el pregón, para al final lanzar al aire las notas del Himno Nacional. Jesús Rodríguez hizo entrega de un catavino a la pregonera, como se hace habitualmente, y la bodega ofreció como cierre una copa de vino.

Ana Mestre emociona en el Pregón Taurino de Los Trece en Jerez