sábado 4/12/21

La mandarina, una gran fuente de vitaminas

Algunas de sus vitaminas más importantes son la vitamina A, C y otras pertenecientes al complejo B, las cuales están presentes en la mandarina
La mandarina, una gran fuente de vitaminas
La mandarina, una gran fuente de vitaminas

La mandarina es una fruta muy común en Andalucía, las provincias con más presencia son las de Sevilla y Huelva. Este alimento se caracteriza por contener una gran cantidad de nutrientes esenciales, lo que quiere decir que son de gran importancia para que el organismo pueda funcionar de manera adecuada, y esa es la razón principal por la que muchas personas hablan de la mandarina, una fuente de vitaminas.

Algunas de sus vitaminas más importantes son la vitamina A, C y otras pertenecientes al complejo B, las cuales forman una parte importante de la correcta función celular.

Vitamina C

La vitamina C es una de las más abundantes en esta fruta, así como en una gran variedad de cítricos; esta es conocida también como ácido ascórbico y forma parte de las sustancias hidrosolubles, las cuales son totalmente imprescindibles para el correcto desarrollo y el crecimiento humano.

Además, es uno de los principales micronutrientes que se encargan de reparar los diferentes tejidos del cuerpo, ya que contribuye de forma directa con la síntesis del colágeno, el cual se encuentra íntimamente relacionado con la mejor cicatrización de las heridas.

Asimismo, se considera que esta vitamina contribuye con el fortalecimiento del sistema inmune a través del aumento de las defensas, lo que puede prevenir algunos tipos de enfermedades generadas por virus y bacterias, tales como el resfriado común.

Por tal motivo, si quieres obtener estos beneficios, es recomendable que ingieras al menos una mandarina al día.

Vitamina A

La mandarina también contiene cantidades considerables de vitamina A, esta cumple diferentes funciones en el organismo y contribuye a la buena función celular, ya que es considerada un antioxidante.

Del mismo modo, contribuye al mantenimiento dental, del tejido óseo y también de los tejidos blandos; además, es una de las primeras vitaminas que se encuentra asociada a la buena salud de los ojos, ya que es conocida como retinol y se encarga de la producción de los pigmentos que se encuentran alojados en la retina.

Es por la presencia de esta vitamina que se ha determinado que la mandarina es capaz de reducir el riesgo de sufrir de enfermedades como el cáncer.

Ácido fólico

Este forma parte de las vitaminas pertenecientes al complejo B, se encuentra en cantidades moderadas en la mandarina y es capaz de contribuir con la creación de nuevas células saludables en el organismo.

Este tipo de vitaminas es una de las más importantes durante el proceso de gestación, ya que los niveles adecuados de este micronutriente pueden llegar a prevenir defectos congénitos en el feto.

Consumir esta fruta es una buena manera de obtener este nutriente esencial sin necesidad de recurrir a suplementos dietéticos.

Vitamina E

Esta se caracteriza por ser una vitamina liposoluble, se encuentra presente en la mandarina y gracias a ella este alimento cuenta con múltiples beneficios para el cuidado del cabello, las uñas y la piel.

Es considerada un antioxidante natural y contribuye a la protección de las células de los daños que pueden generar los denominados radicales libres, los cuales se encargan de producir oxidación en las mismas, haciendo que muten y generando el desarrollo de una gran cantidad de enfermedades.

Además, este micronutriente también contribuye a la estimulación del sistema inmunológico, haciendo que este pueda actuar mejor ante la presencia de virus y bacterias.

Esas son las vitaminas principales que se encuentran en este delicioso y refrescante alimento, por tal motivo, muchas personas lo incluyen en su dieta cotidiana, e incluso los expertos en nutrición recomiendan consumir al menos 4 mandarinas al día, para poder beneficiarse en mayor cantidad de sus nutrientes.

Y así confirmamos que la mandarina es una gran fuente de vitaminas esenciales que forman parte de una dieta saludable.

La mandarina, una gran fuente de vitaminas