domingo 28/11/21

10 beneficios de la naranja para la salud

La naranja tiene las vitaminas que nuestro sistema inmunológico necesita para que esté protegido y sentirnos más saludables
Beneficios de la naranja
Beneficios de la naranja

La naranja, fruta del naranjo, es una de las frutas más recomendadas para cuidar de nuestro organismo y mantenerlo sano. Es un alimento característico de la provincia de Sevilla, Córdoba y Huelva, así como del valle del Guadalquivir. Por este motivo, en este artículo vamos a explicar 10 beneficios de la naranja para la salud que te van a convencer de incluirla en tu dieta si aún no lo has hecho.

Ayuda al sistema inmune

La naranja tiene las vitaminas que nuestro sistema inmunológico necesita para que esté protegido y que funcione a la perfección.

Es principalmente rica en vitamina C, lo cual ha llegado a caracterizar a esta fruta. Esta vitamina contiene un gran número de antioxidantes, que actúan en contra de los radicales libres que se generan en el organismo y causan daños internos.

El consumo de vitamina C puede ayudar a que el sistema inmune sea más resistente ante la posibilidad de enfermedades. De hecho, el jugo de naranja es muy recomendado para subir las defensas.

Lo único que debes tener en cuenta es que en caso de tener gripe o tos, lo mejor será recurrir a medicamentos, ya que por sí sola la naranja no va a curarte.

Previene enfermedades cardiovasculares

Por su contenido en vitamina C y flavonoides, la naranja ha demostrado ser una fruta ideal para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Esto se debe a que impide que el colesterol LDL (malo) realice su proceso de oxidación y que este se adhiera en las paredes de los vasos sanguíneos; al evitar eso, está previniendo al organismo de una posible aterosclerosis.

El flavonoide que ayuda en la reducción del colesterol es la diosmina hesperidina. Esta, además de proteger a los vasos sanguíneos y hacerlos más resistentes, estimula la venoconstricción.

El consumo de naranja es especialmente recomendado a personas con tendencia a varices, trombosis y edemas, debido a que este flavonoide ayuda a que la circulación de la sangre sea realizada sin problema, le da elasticidad a las arterias de todo el cuerpo y, por si fuera poco, tiene propiedades antitrombóticas.

Esta última reduce la probabilidad de sufrir ataques al corazón o accidentes cerebrovasculares.

Ayuda en la prevención del cáncer

Diversos estudios han determinado que muchos de los antioxidantes de la naranja tienen propiedades anticancerígenas que pueden disminuir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de colon.

Al mismo tiempo, los antioxitantes evitan que los nitritos que ingresan a nuestro cuerpo por medio de los distintos alimentos que consumimos, se conviertan luego en nitrosaminas cancerígenas.

Elimina toxinas

La naranja también logra eliminar las toxinas del cuerpo, gracias a su alto número de antioxidantes aportados por la vitamina C. Estas ingresan al cuerpo por medio de alimentos, así como por la piel (sobre todo cuando los tejidos de ella no están bien nutridos y, por ende, son menos resistentes) y por las vías respiratorias (lo cual sucede por la contaminación ambiental).

Esta vitamina actúa en los distintos órganos y tejidos donde se pueden almacenar dichas sustancias, eliminándolas del organismo.

Cuando el cuerpo tiene toxinas dentro de él, se ve reflejado de muchas formas, a través del aliento, peso y olor corporal, estreñimiento, insomnio, entre otros. Si la estancia de ellas es prolongada, puede causar problemas mayores a la salud.

Por lo que es importante mantener el cuerpo limpio de estos componentes dañinos.

Aporta energías

La naranja es un gran aporte de energía para el cuerpo, siendo una de las frutas más recurridas para comer luego de realizar actividad física, especialmente cuando se hace ejercicio o ciertos tipos de entrenamientos.

Esta fruta contiene 48 kilocalorías en cada porción de 80 gramos, lo que hace que sea ideal para que el cuerpo esté en buenas condiciones durante todo el día. El comer un poco de naranja o tomarla en zumo, puede darnos la energía que necesitamos, mayormente si esto se hace durante la mañana, para iniciar bien el día.

Ayuda a la digestión

Otra de las características que posee esta fruta, es la ayuda que propicia al sistema digestivo, ya que logra regular las funciones intestinales y estomacales, aliviando las digestiones lentas y los espasmos gástricos.

Además, gracias a la fibra que esta fruta contiene, previene el estreñimiento. El potasio que incluye también tiene un papel importante en esta área, manteniendo el equilibrio del nivel de agua que hay, y logrando que la digestión se realice correctamente.

Fortalece los huesos

Junto con la vitamina C se encuentra una buena cantidad de calcio que la naranja aporta, el cual ayuda a los huesos a endurecerse y crecer.

Los tejidos de los huesos se ven beneficiados por ambos, nutriéndose y adoptando la fuerza que necesitan para mantener de pie al cuerpo. Las articulaciones también aprovechan este aporte para nutrirse.

La falta de vitaminas o minerales (principalmente el calcio) puede llegar a causar debilitación en los huesos o enfermedades como la osteomalacia.

Cuida la piel

La piel es importante cuidarla y mantenerla saludable, ya que ella es parte de nuestros sistemas de defensa principales, si esta se descuida, pueden pasar virus y bacterias a través de ella y llegar a órganos importantes.

La nutrición de los tejidos de la piel también hace que en el exterior esté en óptimas condiciones, nutrida, radiante y la aparición de arrugas y manchas disminuya.

Es buena para los ojos

La naranja, además de vitamina C, tiene una buena cantidad de vitamina A, la cual es ideal para el cuidado de los ojos y la visión, la cual se ve mejorada, especialmente la nocturna.

Mantener nuestros ojos bien nutridos es igual de importante que cuidar otras partes del cuerpo, además, varios estudios han logrado comprobar que la ingesta de vitamina A en una dosis adecuada, nos previene del desarrollo de enfermedades oculares.

Previene la caída del cabello

Que nuestro cabello se caiga tiene una explicación, y esa es que tenemos descuidado el consumo de vitaminas que son necesarias para su crecimiento y fortalecimiento.

La vitamina C tiene un papel esencial en la producción de colágeno, la proteína que está encargada de mantener unidos a los tejidos capilares, así como muchos otros del cuerpo. Al mismo tiempo, nutre el cabello, logrando que, además, tenga su brillo característico.

10 beneficios de la naranja para la salud