jueves. 18.08.2022

Cruz Roja supera un año marcado por el coronavirus y los desastres climáticos

Cruz Roja, tan sólo en el continente de Asia, han respondido a más desastres relacionados con el clima que en cualquier otro año de este siglo
Cruz Roja
Cruz Roja

En un año marcado por la crisis sanitaria de coronavirus desgracias, para la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) también ha sido un año marcado por los desastres climáticos. Tan sólo en el continente de Asia han respondido a más desastres relacionados con el clima que en cualquier otro año de este siglo. El recuento de emergencias climáticas es siete más que el año pasado y continúa una tendencia ascendente.

Inundaciones en Asia Inundaciones en Asia

En total, los equipos de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja respondieron a 29 emergencias importantes en Asia Pacífico en 2020, una menos que el número récord de respuestas mundiales el año pasado. En este sentido, Jessica Letch, Gerente de Operaciones de Emergencia de la Federación Internacional, dijo: "Este número récord de desastres climáticos refuerza en términos contundentes lo que se reveló en el Informe Mundial sobre Desastres 2020 de la Federación Internacional: que el clima más volátil está trayendo más desastres relacionados con el clima".

“Nuestros equipos están viendo los impactos devastadores de primera mano a medida que responden a inundaciones, tormentas y otros eventos climáticos extremos generalizados, y en muchos casos sin precedentes”, añadió la gerente.

Desastres climáticos

En 2019, más de 94,2 millones de personas se vieron afectadas por desastres climáticos en Asia del Pacífico, según el Informe mundial sobre desastres 2020. Asia del Pacífico es, con mucho, la región más catastrófica del mundo, con aproximadamente el doble de crisis que América o África.

Cruz Roja ayudando en las inundaciones de Vietnam en 2020 Cruz Roja ayudando en las inundaciones de Vietnam en 2020

Este año, la Federación Internacional de la Cruz Roja estuvo más activa en el sudeste asiático, con 15 operaciones de respuesta de emergencia lanzadas, incluidas inundaciones y tifones que afectaron la vida de más de 31 millones de personas en Filipinas y Vietnam. Bangladesh, con cinco operaciones en marcha, el ciclón Amphan y una población masiva en los alrededores de Cox’s Bazar, también sigue siendo prioridad para la Federación Internacional.

“Todos estos desastres están ocurriendo en medio de la pandemia de Covid-19, que está haciendo que nuestras operaciones sean de las más complejas de la historia. El desafío ha sido ayudar a las comunidades afectadas con ayuda de emergencia, al mismo tiempo que se toman las medidas necesarias para detener la propagación de Covid-19", recalca Jessica Letch.

"La gente está acostumbrada a las tormentas e inundaciones en toda Asia, pero este año ha puesto a prueba la capacidad de recuperación de decenas de millones de personas hasta el punto de ruptura", concluye la gerente de emergencias de la Cruz Roja.

Temporal 'Filomena'

Por otro lado, Cruz Roja se encuentra sumida en numerosos operativos en España, a causa no sólo de la pandemia, sino de la reciente borrasca 'Filomena'. La organización ha ampliado la capacidad de los albergues y ha reforzado su colaboración con los ayuntamientos de las ciudades afectadas para proteger a las personas sin hogar del frío extremo.

Ante la bajada de las temperaturas y las nevadas de la borrasca Filomena, la Cruz Roja está llevando a cabo las siguientes acciones para proteger a las personas sin hogar o que sufren pobreza energética: Distribución de kits de invierno para personas sin hogar; habilitación o apoyo en albergues; alerta de los equipos de emergencia o llamadas informativas con consejos frente al frío para personas vulnerables.

Operativos

Los voluntarios de Cruz Roja están repartiendo ‘kits’ especiales de invierno a las personas sin hogar, que contienen una esterilla «que les aísla del frío», un saco de dormir, ropa interior, guantes y un gorro.

Además, han habilitado algunos albergues para que acojan a más personas en localidades de Alicante, País Vasco o Castilla y León. Así lo anunciaban en su cuenta oficial de Twitter, donde publican sus operativos de emergencia ante el frío y la nieve.

En total, explica la entidad, su dispositivo de atención a Personas sin Hogar se despliega en 36 provincias y 16 comunidades autónomas e incluyen a las Unidades de Emergencia Social (UES), Alojamientos, Centros de Estancia y el Servicio de Acogida y Acompañamiento Social (Atención en oficinas de Cruz Roja y otros puntos fijos de atención).

Cruz Roja también destaca la parte «muy importante» que representan los voluntarios en este tipo de iniciativas, que en la actualidad suman más de 2.000 dentro de esta organización. «Café, comida, abrigo, materiales de aseo e higiene, atención sanitaria y escucha, mucha escucha», explica la ONG. Estas son las pautas que siguen los miembros de UES en su trabajo para apoyar a estas personas necesitadas.

Cabe señalar que Cruz Roja ayudó a más de 16.500 personas en las calles durante los meses de la pandemia y que ahora también están sujetas a las bajas temperaturas generadas por el temporal ‘Filomena’.

Cruz Roja supera un año marcado por el coronavirus y los desastres climáticos