sábado 27/11/21

5 mitos del melón

Estos son los mitos sobre el melón que te conviene saber si eres amante de este alimento y tiendes a tomarlo todos los días 
5 mitos del melón
5 mitos del melón

El Cucumis melo, o comúnmente conocido como melón, es una fruta de la familia de las cucurbitáceas. El melón es una fruta deliciosa, son pocas las personas que no disfrutan de su sabor y de su textura, tiene, además, beneficios ampliamente conocidos por todos, pero existen 5 mitos sobre el melón que te conviene saber si eres amante de este alimento y tiendes a incorporarlo muy a menudo en tu dieta.

Las semillas del melón son nocivas para la salud

Muchos piensan que las semillas de esta fruta son perjudiciales, ya que pueden ocasionar problemas intestinales o estomacales diversos; sin embargo, lo cierto es que, contrariamente, las semillas del melón por sí mismas tienen propiedades muy beneficiosas para la salud.

Las mismas, al ser consumidas licuadas en jugo, conjuntamente con el resto de la fruta, refuerzan las cualidades antioxidantes de ésta, por lo que favorecen la expulsión de toxinas y de cálculos renales.

Por ende, el consumir las semillas del melón se trata de una práctica beneficiosa, siempre que las mismas no se ingieran enteras.

No debe consumirse melón en horas de la noche

Se dice que el consumir cualquier tipo de fruta en el transcurso de la noche puede ser perjudicial, porque la ingesta de azúcar se torna pesada y no se quema.

No es del todo incierta la afirmación indicada, sin embargo, no se trata de que el melón no pueda ingerirse en la noche, porque no es ésta una fuente de azúcar refinada, sino de azúcar natural, específicamente glucosa, la cual se absorbe y se quema fácilmente.

De modo que esta fruta, como cualquier otra, puede ingerirse a cualquier hora del día, siempre que su consumo no se torne excesivo y sea parte de una dieta completa que cubra las necesidades calóricas.    

Si comes mucho melón retienes líquido

El melón, si bien no actúa directamente como diurético, sí que promueve la acción de orinar, facilitando el proceso del sistema urinario, limpiando la vejiga, los riñones y las vías; por ende, no es cierto que el melón promueva la retención de líquido, en caso de estar sucediendo, la causa debe, necesariamente, tener un origen diferente.

El consumo de melón eleva los niveles de azúcar de manera excesiva

Ciertamente, al consumir melón estarás consumiendo azúcar y tus niveles de glucosa se mantendrán un poco más elevados que en caso de no hacerlo, sin embargo, dichos niveles siempre estarán dentro de los parámetros de la normalidad, y no por comer melón se verán alterados fuera de ello.

La única recomendación relacionada con este punto, es que como en todos los demás casos, no te extralimites con el consumo de esta ni de ninguna fruta, en horas de la noche ni a cualquier hora, pues todos los excesos resultan poco convenientes y traen consecuencias negativas.

El melón puede hacerte engordar

Esta afirmación es totalmente falsa y se encuentra muy ligada al contenido de azúcar y carbohidratos de la fruta; pero contrariamente, el melón se encuentra dentro de los alimentos ampliamente recomendados para el control del peso, ya que se trata de un producto natural, lleno de ventajas y que aporta energía y bajas calorías.

Así que si quieres comer melón todos los días, en la mañana, por la tarde o por la noche, con o sin semillas, puedes hacerlo con total tranquilidad, siempre que tomes las medidas necesarias para asegurar su efectividad, es decir, moderando su consumo dentro de una dieta balanceada y tratando de pulverizar las semillas.

Y es que los beneficios de esta fruta son extensos, por lo que conocer estos 5 mitos sobre el melón es primordial, de esta manera, nada ni nadie podrá privarte de su exquisito sabor y de tales ventajas de comerlo.

5 mitos del melón